- Datos Generales
-
Geografía Política
Geografía Física
Geografía Humana
Geografía Económica

BanderaBrasil

Datos GeneralesVolver Arriba

Datos Generales de Brasil

Nombre oficial República Federativa do Brasil Idioma oficial Portugués
Superficie 8.514.877 km2 (5º país más extenso, 47% del continente sudamericano) Sistema político República federal presidencialista con sistema bicameral y multipartidista
Coordenadas geográficas extremas Latitud: 5º16' N - 33º44 S       Longitud: 34º47' O - 73º59' O Presidente de la República Dilma Vana Rousseff
Población total 192.376.496 habitantes (jul. 2011) Países fronterizos Uruguay, Argentina, Paraguay, Bolivia, Perú, Colombia, Venezuela, Guyana, Surinam y Guyana Francesa
Densidad de población 22,6 hab./km2 Husos horarios -2 UTC (Fernando de Noronha),         -3 UTC, -4 UTC
Capital Brasilia Moneda Real brasileño (R$)

Datos generales de la región Nordeste

La región Nordeste cuenta con 1.794 municipios, y está compuesta por nueve estados: Maranhão, Piauí, Ceará, Rio Grande do Norte, Pernambuco, Paraiba, Alagos, Sergipe y Bahia.

Con más de 53 millones de habitantes y un millon y medio de  km2 de superficie, la región representa el 27,58% de la población total de Brasil y el 18,25% de su superficie.

Es la macro región brasileña con un mayor número de unidades de la Federación. Como la región Sudeste, no tiene fronteras exteriores. Su renta per cápita fue en 2008 de casi 7.500 reales/año, tan sólo la mitad de la renta media brasileña, lo que la convierte en la región con mayor incidencia de la pobreza. Sin embargo en la última década el crecimiento relativo del Nordeste ha sido más dinámico que en otras regiones más desarrolladas del país.

DatosGeneralesNordeste

Fuente:Elaboración propia en base a datos del IBGE

Haga click aquí o en la tabla para ampliarla

En el conjunto del Nordeste cabe destacar el gran peso demográfico y territorial de Bahia (un tercio del territorio, equivalente a la superficie de Francia, y una cuarta parte de la población de la región). Pernambuco, Ceará y Maranhão tienen unas dimensiones medias, mientras que el resto de estados (Piauí, Rio Grande do Norte, Paraiba, Sergipe y Alagoas) están entre los de menor peso demográfico y territorial de Brasil.

Geografía política Volver Arriba

Organización político-administrativa

Brasil es una República Federal compuesta por 26 estados más el Distrito Federal, que a su vez se subdividen en 5.565 municipios. Su sistema federal fue adoptado a partir de 1889, con la proclamación de la República, aunque la configuración territorial sufrió distintas modificaciones hasta 1988, con la creación del estado de Tocantins. El IBGE ofrece este breve histórico de la configuración político-administrativa brasileña (en portugués).

Politico
Fuente: IBGE

Desde 1969, a propuesta del Instituto Brasileiro de Geografia e Estatística (IBGE), el país se organiza en cinco macro regiones (Sur, Sudeste, Centro-oeste, Norte y Nordeste), en base a criterios de contigüidad territorial y elementos históricos y geográficos compartidos. A diferencia de los estados y los municipios, la constitución de 1988 no otorga a las regiones personalidad jurídica ni autonomía política, pese a la existencia de una conciencia regional pronunciada.

Marco político

Brasil es una democracia presidencialista con división de poderes (ejecutivo, legislativo y judicial) establecida en la Constitución de 1988. El Ejecutivo está encabezado por el presidente, que ejerce a la vez de jefe de estado y de gobierno y nombra a los ministros. El Legislativo o Congreso Nacional se organiza en un sistema bicameral (Cámara de Diputados representando a la ciudadanía y Senado Federal representando a los Estados). En Brasil el voto es obligatorio para las personas alfabetizadas entre 18 y 70 años. El sistema político es multipartidista, aunque está dominado por cuatro grandes partidos.

Parlamento
Foto: El Parlamento Federal de Brasilia
Autoría de los miembros del equipo

Geografía Física Volver Arriba

Por sus dimensiones continentales (más de 8,5 millones de km2) Brasil es un país de una gran complejidad de terrenos, climas, biomas y paisajes. Centrándonos en el Nordeste, podemos observar la existencia de cuatro grandes zonas geofísicas, que nos ayudan a comprender la configuración de las estructuras económica, demográfica y social del territorio.

Relieve

Brasil ocupa la parte oriental y central de América del Sur. Es un país dominado por las mesetas (planalto) y las tierras bajas, en las que se ubican extensas cuencas fluviales. Entre las principales mesetas cabe destacar la de las Guyanas, en el extremo norte y el planalto Brasileiro, que se extiende por el centro-oeste, nordeste, sudeste y sur, enlazando con el planalto Central y el Meridional. Entre las tierras bajas las más destacables son la llanura Amazónica al norte, la del Pantanal al sudoeste y la Costera, que se extiende por la extensa franja litoral de 9.198 km (15ª mayor del mundo).
BanderaBrasil
             
Haga click en el mapa para ampliar
MapaFisicoBrasil
Fuente: IBGE

En la región Nordeste cabe destacar la extensa franja de llanura costera, que se extiende 3.306 km desde el litoral de Maranhão hasta el litoral sur de Bahia. Entre las tierras altas del interior destacan, en la parte central de Bahia, la Serra do Espinhaço y la Chapada Diamantina (en la que se encuentran los dos puntos de mayor altitud del Nordeste: el Pico do Barbado con 2.033 metros y el Pico das Almas con 1.958 metros). La Serra Grande y la Chapada do Araripe quedan distribuidas entre el sur de Ceará y el oeste de Pernambuco y Paraíba, y en el norte de Paraíba e interior de Rio Grande do Norte se encuentra el Planalto da Borborema. Cabe destacar que, por su composición geológica la región Nordeste tiene abundantes yacimientos de minerales, piedras preciosas y semipreciosas, así como importantes yacimientos de petróleo en su plataforma continental.
MapaFisicoNordeste BanderaBrasil

             Haga click en el mapa para ampliar
Fuente: adaptado de IBGE

Cuencas Hidrográficas

Según la clasificación del gobierno brasileño existen 12 grandes cuencas hidrográficas en el país, que constituyen una de las mayores redes fluviales del mundo y concentran el 13% de las reservas mundiales de agua dulce. En muchas zonas del país los rios representan la principal vía de comunicaciones y transporte de bienes y personas.
CuencasFluvialesBrasil  BanderaBrasil
Haga click en el mapa para ampliar          

Fuente: André Koehne, bajo licencia de distribución libre GNU

En el Nordeste se encuentran, total o parcialmente, cinco de las doce macrocuencas fluviales (Atlántico Nordeste Occidental, Atlántico Nordeste Oriental, Parnaíba, Atlántico Este y Río San Francisco). La más importante de ellas es la del Río San Francisco y sus afluentes, con una extensión de 631.000 km2 y algo más de 1.300 km. navegables. En el curso medio y bajo del rio San Francisco se encuentran las presas de Sobradinho, Itaparica y Paulo Alfonso.

Según datos de la FAO, algo más del 70% del territorio de la región Nordeste se ubica dentro del llamado Polígono de Secas, y es susceptible de sufrir periódicamente situaciones de estrés hídrico. Por ello la importancia de la gestión del agua es fundamental en esta región y el gobierno federal, a través de organismos como el Departamento Nacional de Obras Contra as Secas, ha adoptado en los últimos años medidas de previsión y contingencia contra la sequía.

Clima y paisaje   

Los principales climas que se pueden encontrar en Brasil son el ecuatorial al norte, el tropical en el centro oeste, sudeste y parte del nordeste, el semiárido en el interior del nordeste y el subtropical en el sur.

    Amplie información en este detallado mapa de "Biomas y distribución de la producción agropecuaria" ofrecido por el IBGE (en portugués).


En lo relativo a su clima y paisaje, el Nordeste brasileño se puede dividir en cuatro subregiones: el medio-norte, el sertão, el agreste y la zona de mata.

SubrregionesNordeste BanderaBrasil
               
Hagla click en el mapa para ampliar

Fuente: modificado de Raphael Lorenzeto de Abreu, bajo licencia de distribución libre GNU

El medio-norte, también conocido como mata dos cocais, por la presencia de palmerales coqueros, se extiende por todo el estado de Maranhão y la mitad occidental de Piauí. Se caracteriza por ser una zona de transición entre el sertão y la selva amazónica, con un clima intermedio entre el ecuatorial y el semiárido, más húmedo en la costa (2000 mm) que en el interior (700 mm).

El sertão o semiárido brasileño ocupa la mitad oriental del estado de Piauí, la totalidad del estado de Ceará, la mitad occidental de los estados de Rio Grande do Norte y Paraíba, tres cuartas partes occidentales de los estados de Pernambuco y Bahía y una pequña parte del interior de los estados de Sergipe y Alagoas. El semiárido brasileño constituye un bioma único en el mundo (la Caatinga), ya que a diferencia de otras regiones semidesérticas no bordea ningún gran desierto, sino que está rodeado de zonas húmedas. Comprende áreas dominadas por un clima tropical semiárido (caliente y seco), con temperaturas medias elevadas, entre 28 °C y 45 °C (tan sólo en el norte y nordeste de Bahia y el centro-sur de Piauí llega a superar los 42 ºC) y dos estaciones bien definidas: una seca y otra lluviosa, que se prolonga entre los meses de diciembre y abril. La media anual de precipitaciones es de 750 mm, con algunas zonas que apenas llegan a los 500 mm. Este índice pluviométrico es el más bajo de Brasil, y se debe a las confluencias de masas de aire cálido y a la influencia del relieve. Periódicamente, coincidiendo con el fenómeno de El Niño, hay años en los que no se llega a materializar la estación de lluvias, lo que da origen a sequías que pueden tener efectos devastadores en la agricultura y la ganadería locales.

La región del agreste ocupa una estrecha franja de territorio latitudinal de norte a sur que se extiende, de forma paralela al litoral, desde la costa septentrional del estado de Rio Grande do Norte por el interior de Paraíba, Pernambuco, Sergipe, Alagoas y Bahia. El paisaje y el clima son de transición entre el sertão y la zona de mata atlántica. El relieve a lo largo de esta franja es muy variado, desde las tierras altas del planalto de Borborema al norte y de la chapada Diamantina al sur (más húmedas y con mayor vegetación) hasta las tierras bajas de la planicie costera del litoral norte de Rio Grande do Norte y de una parte del valle del Rio San Francisco (con paisajes más secos, parecidos a la caatinga del semiárido). Los suelos son relativamente fértiles, con predominio de vegetación caducifolia. El régimen pluviométrico presenta un promedio de 750 mm anuales, y abundan los arroyos y ríos intermitentes que sólo llevan agua en la época de lluvias.

Finalmente, la zona de mata se extiende por una estracha franja del litoral oriental de la región Nordeste, desde el estado de Rio Grande do Norte hasta Bahia. La vegetación predominante en esta subregión es la mata atlántica y los manglares en la zona costera, biomas muy amenazados a causa de la presión antrópica y urbanística. El régimen pluviométrico es elevado, entorno a los 1200 mm anuales, y las tierras son bastante fértiles (conocidas como massapê), lo que explica que fuera la primera zona en ser colonizada en el siglo XVI para la explotación de la caña de azúcar y el cacao, y que actualmente se ubiquen en ella seis de las nueve capitales de los estados nordestinos, erigiéndose en la zona más urbanizada, densamente poblada y económicamente más desarrollada de la región Nordeste.

Trilha
Foto: Camino con vegetación de mata atlántica en el Parque das Dunas en Natal
Autoqía de miembros del grupo

Geografía Humana Volver Arriba 

    Según los datos de julio de 2011 del IBGE la región Nordeste tenía una población de 53.081.950 habitantes (unos seis millones más  que la población de España), lo que  representa algo más del 27% de la población total de Brasil en un territorio que ocupa el 17% de la superficie. Motivos históricos explican la compleja composición étnica de la región, fundamentada en el mestizaje entre portugueses, negros e indios, con aportaciones de otros orígenes. Aun en el ámbito de la geografía humana también cabe destacar la función que desde el último tercio del siglo XIX ha jugado la región Nordeste como proveedora y emisora neta de flujos migratorios internos hacia otras zonas de Brasil.

Demografía: pirámide demográfica

        PiramideDemograficaNordeste2010

                                                                Fuente: IBGE

La pirámide de población de la región Nordeste, con su forma de peonza invertida, nos demuestra que la transición demográfica es un proceso reciente y aun no completado, que lleva unos pocos años de retraso en relación a otras zonas más desarrolladas de Brasil. La reducción de la tasa de mortalidad con un mantenimiento elevado de la tasa de natalidad, característica de la primera fase de la transición demográfica, se completó hacia la década de 1970, e implicó un boom demográfico que en la región Nordeste se puede observar claramente en las franjas de edad comprendidas entre los 10 y los 35 años, que engloban al 46,1% de la población (22,9% varones y 23,2% mujeres). En una segunda fase, iniciada hace algo más de una década, la tasa de natalidad se ha ido reduciendo hasta equilibrarse de nuevo con la de mortalidad, experimentándose un incremento de la esperanza de vida, un retraso en la edad de maternidad y en la tasa de fecundidad, así como un progresivo envejecimiento de la población. Estos aspectos de la evolución demográfica, relativamente recientes en el Nordeste, conllevan implicaciones significativas para la economía, la sociedad y las políticas públicas del país, ya que van aparejados con importantes cambios socioeconómicos como la reducción durante un par de generaciones de la tasa de dependencia, la inserción de la mujer en el mercado laboral, un incremento de la renta per cápita, mejoras en el perfil educativo, etc. que las empresas deben estudiar detenidamente para realizar una correcta segmentación del mercado y definir en base a ello la adecuación y necesidades eventuales de adaptación de sus productos o servicios en el mercado.

Densidad de población  

Mientras que la densidad de población en el conjunto de Brasil es de 22,5 h/km2, en la región Nordeste este indicador es de 34,15 h/km2. Esta elevada densidad demográfica se explica por motivos históricos -el Nordeste fue la primera región en ser colonizada (sistema de capitanías) y desarrollada económicamente por Portugal mediante el sistema de Engenhos  y trabajo esclavo para la explotación de la caña de azúcar, tintes, especias y cacao, además de representar un punto geoestratégico de primer orden en las nuevas rutas transatlánticas- y geográficos - tierras fértiles en la cornisa litoral, puertos seguros-.

Aun así, el el propio Nordeste hay diferencias destacables en la densidad de población y mientras en la franja costera, coincidiendo con las subregiones de zona de mata y agreste, se observan densidades superiores a los 200 h/km2 y se concentran ocho de las nueve capitales del Nordeste, en extensas zonas del interior de Bahia, Piauí y sur de Maranh
ão la densidad es inferior a 5 h/km2.

Puede ampliar información  con el mapa de densidad de población de Brasil ofrecido por el IBGE (en portugués).


Grupos Étnicos  

La población originaria del Nordeste de Brasil estaba compuesta por amerindios de los grupos lingüísticos tupí, macro-jê y caribe. La llegada de los portugueses en 1500 y su asentamiento en la costa vino acompañada de la instauración de un sistema de producción esclavista para la explotación minera y agraria, que comportó el envío forzoso de centenares de miles de africanos a Brasil y otros países del Nuevo Mundo. El fuerte arraigo del latifundismo cafetero y azucarero (Engenhos) en el Nordeste convirtió de hecho a Recife y Salvador de Bahia, dos de las grandes capitales nordestinas, en unos de los principales puertos para la entrada de esclavos en Brasil. Es precisamente Bahia el estado brasileño donde existe una mayor presencia de la cultura africana (práctica religiosa sincrética del candomblé y los orixas, capoeira, gastronomía, música, etc.). En otros estados del Nordeste la cultura africana quedó aislada en los Quilombos, poblados espontáneos creados por esclavos fugitivos, que a menudo se mezclaban con la población india.

MercadilloQuilombo
Mercadillo en el Quilombo de Acaua, municipio de Poço Branco, en la región del agreste potiguar (Rio Grande do Norte)
Autoría de miembros del equipo

En cualquier caso la
base étnica principal de los habitantes actuales del Nordeste es el mestizaje entre portugueses, negros e indios. En la inmensa mayoría de municipios de la región más del 50% de la población se definió como negra o parda (mestiza) en el censo de 2010, como se puede comprobar en el mapa de distribución de la población negra y mestiza facilitado por el IBGE.

Puede ampliar información  sobre el tema en el estudio "Características étnico-raciales de la población 2008" del IBGE (en portugués).


Por otro lado cabe destacar la presencia holandesa, intermitente en algunos puntos de la costa como Recife y Natal durante el siglo XVII, que dejó su impronta al mezclarse con indios y africanos. En el siglo XIX se experimentó en Brasil una fuerte inmigración de origen europeo (alemán, italiano y español), aunque ésta se instaló principalmente en el Sur y Sudeste. Existe en cambio desde el último tercio del siglo XIX una importante presencia de inmigrantes de origen árabe en el sur de Bahia (conocidos como "turcos" en Brasil por ser la mayoría de ellos originarios de Siria y el Líbano, en esa época bajo dominio otomano). Los inmigrantes japoneses, llegados a Brasil entre 1908 y la década de los 30 del siglo XX, optaron principalmente por São Paulo y otras zonas del Sur y Sudeste. Para conocer más detalles de la historia del establecimiento de población y el proceso de asentamiento humano del territorio en Brasil puede consultar este interesante enlace del IBGE (en portugués).


Migraciones: el Éxodo Nordestino  


El Nordeste ha constituido desde el último tercio del siglo XIX el principal territorio emisor de migrantes de Brasil. Las frecuentes sequías que afectan al 70% del territorio nordestino -ver Polígono de secas-, la pobreza estructural y generalizada entre grandes contingentes de jornaleros sin tierras (conocidos como boias frias) y el desarrollo económico de otras partes de Brasil ya desde el siglo XIX  -fiebre del caucho en la Amazonía en 1879 y 1940- pero sobre todo desde la época desarrollista entre 1950 y 1980 que convirtió en polos de desarrollo a las grandes capitales del sudeste São Paulo y Rio de Janeiro, son fenómenos que contribuyeron al conocido como Éxodo Nordestino, que ha expulsado hasta 4 millones de emigrantes a otras regiones de Brasil a lo largo de las últimas cinco décadas.

Puede ampliar información de los procesos migratorios internos en Brasil  en el informe "Reflexiones sobre los desplazamientos de población en Brasil" (Pinto de Oliveira, Ribeiro) ofrecido por el IBGE (en portugués).

Geografía Económica Volver Arriba

Brasil es un área monetaria óptima sujeta a importantes shocks asimétricos, que se manifiestan en grandes diferenciales internos en los indicadores de desarrollo humano. No obstante, la implementación de políticas de combate contra la pobreza y un contexto internacional más multipolar en los últimos diez años han conducido a una mejora progresiva de los indicadores de desarrollo humano en todo el país. La región Nordeste es la que presenta los peores indicadores de desarrollo del conjunto del país, si bien su crecimiento ha estado en los últimos diez años algo por encima del promedio nacional lo que le ha permitido escalar posiciones.


Según datos de la Cepal, la economía brasileña en 2011 creció sólo un 2,7%, una importante desaceleración en relación al crecimiento de 2010 que alcanzó el 7,5%. Esta desaceleración fue en gran parte debida a las medidas económicas anticíclicas implementadas por las autoridades brasileñas en el segundo semestre de 2011 (reducción del tipo de interés, incentivos para el aumento la demanda interna y las inversiones) con el objetivo mantener la tasa de inflación dentro de las metas establecidas por el gobierno y controlar el sobrecalentamiento de la economía y eventuales burbujas especulativas, en un contexto económico internacional aun muy incierto.
   
En lo económico Brasil constituye un área monetaria óptima, en la que se cumplen de forma razonable las condiciones de movilidad geográfica de los factores productivos entre los distintos estados y regiones, así como un federalismo fiscal que contribuye a equilibrar los shocks asimétricos que se producen entre las distintas regiones mediante transferencias del gobierno federal.


Aun así existen dos grandes cleavages (líneas de segmentación o fractura) del mercado brasileño:
  • Persistencia de amplias desigualdades sociales y de distribución de la renta. Pese al notable crecimiento económico de los últimos años, hay que destacar que la enorme brecha en relación a la distribución de la renta entre la población brasileña (uno de los índices de Ginni más elevados del mundo) no se ha reducido sustancialmente. Ello se debe a que el conjunto del país se ha enriquecido, haciendo por un lado emerger una nueva clase media de 40 millones de personas que han salido del umbral de la pobreza, pero por otro lado incrementando notablemente las rentas disponibles de los sectores con mayor poder adquisitivo.
Indice de Gini en Brasil y en la región Nordeste 2000
GiniBrasil2000 GiniNordeste2000
Fuente: Atlas de Desarrollo Humano de Brasil 2003, PNUD
Haga click en los mapas para ampliarlos

  • Persistencia de grandes desequilibrios territoriales. Razones históricas, de estructura económica y de especialización productiva a lo largo de los últimos siglos explican estas grandes diferencias. En los extremos de desarrollo se sitúan por un lado las regiones sudeste y sur, con índices de desarrollo humano parecidos a los de los países del sur de Europa, y por otro lado las regiones nordeste y norte, con índices de desarrollo humano equivalentes a los países de América central.

La oficina del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Brasilia ofrece el Atlas de Desarrollo Humano de Brasil, una herramienta muy útil que permite obtener mapas, tablas, histogramas y diagramas comparativos de dispersión de casi 180 indicadores demográficos, educativos, de renta, de habitabilidad y de desarrollo humano. La última versión disponible es la de 2003, en la que se puede comparar la evolución de estos indicadores en base a los datos de los censos de 1991 y 2000. Durante el primer semestre de 2013 se lanzará una versión actualizada del Atlas basada en los datos del censo de 2010.

Inicio   |  Copyright © 2009 Máster en Comercio y Finanzas InternacionalesVolver Arriba