Evolución
Macroeconómica
Evolución y Estructura del
Sector Exterior
Ciudades Más Importantes
Medios de Comunicación y Transporte
Normas y Reglas Adm. de Comex y Inversiones
Contactos de Negocios
Actividad Comercial y Financiera
Actividad Cultural y Social
Fuentes
Evolución Macroeconómica

 

 

Principales agregados económicos 2000 2001 2002 2003 2004 2005
Producto Interior Bruto (Mill. De € precios de mercado) 1.191.057,30 1.248.648.1 1.295.225.7 1.335.353,70 1.388.870,30 1.417.241,40
Tasa anual de crecimiento del PIB 3,6 1,8 0,3 0 1,1 0
Producto Interior Bruto (PPA) 113,4 112 110 107,6 105,5 102,6
Déficit Público (%PIB) -0,6 -3,2 -2,9 -3,4 -3,4 -4,1
IPC anual * 88,6 90,7 93,1 95,7 97,8 100
Deuda pública (%PIB) 111,2 110,9 105,5 104,2 103,8 106,4
Población total 56.929,50 56.967,70 56.993,70 57.321,10 57.888,20 58.462,40
Tasa de empleo (fuerza laboral) 53,7 54,8 55,5 56,1 57,6 57,6
Tasa de Desempleo 10,1 9,1 8,6 8,4 8 7,7
Tasa de desempleo en menores de 25 años de edad 27 24,1 23,1 23,7 23,5 24
Inflación 2,6 2,3 2,6 2,8 2,3 2,2
Inversión Extranjera Directa %PIB) 1,1 1,9 1,4 0,6 1,1 2,4
Inversión exterior neta emitida (%PIB) 16,3 16,6 14,3 14,2 14,8 N.D
Gasto público 46,2 48 47,4 48,3 47,8 48,2
Gasto en I+D (ciencia y tecnología) % PIB 1,05 1,09 1,13 1,11 N.D N.D
* Promedio del IPC anual armonizado (2005= 100)



La economía italiana, desde la segunda Guerra Mundial ha pasado de estar basada principalmente en la agricultura (frutas, hortalizas, uvas, patatas, remolacha azucarera, soja, cereales, aceitunas, carnes y productos lácteos), para estarlo además, en la industria (turismo, maquinaria, hierro y acero, productos químicos, procesado de alimentos, textiles, vehículos a motor, ropas, calzado, cerámicas…); actividades que han situado a Italia en el grupo de países más industrializados del mundo.

No obstante, la economía italiana también presenta importantes inestabilidades en cuanto al diferencial entre un norte rico y altamente industrializado por empresas privadas y un sur agrícola, subdesarrollado, con empresas estatales y con rentas más bajas.

Principales Indicadores

PIB: Observando la tasa anual de crecimiento del PIB, se puede apreciar la débil actividad productiva italiana, lo que deduce un inminente estancamiento económico que se refleja claramente en la disminución de las exportaciones y una persistente debilidad en la demanda interna, sin mostrar perspectivas claras de aceleración o reactivación.
Se observa la diferencia entre el ratio anual en el año 2000 y sin registro de crecimiento económico en 2005.
Estos datos verifican estimaciones preliminares, según las cuales el crecimiento de esta nación peninsular está por debajo del resto de los principales países industrializados, provocando la presión de la Comunidad para lograr los índices solicitados.

Cuentas públicas: Se ha convertido en uno de los retos del actual gobierno. El cumplimiento de los criterios de Maastricht, con el consecuente límite del 3% del PIB para el déficit público está llevando a una serie de medidas de contención del gasto.
Sin embargo, estas medidas orientadas sobre todo a incrementar los ingresos, aunque han dado resultado positivo, debido al retraso con que se está produciendo la reactivación de la economía italiana no están permitiendo contener el déficit suficientemente, y como resultado, para el 2005 el déficit público se situó en 4,1% del PIB.
La cifra relativa a la deuda pública acumulada es, en el caso de Italia la más alta de la Unión Europea, situándose al cierre de 2005 en 106,4% del PIB, frente al 103,8% del año anterior.

IPC: El Índice de precios al Consumo Armonizado durante el quinquenio señalado, ha dado muestras de un progresivo aumento. Por ejemplo, en el 2004 se aprecia una variación de 2,1% con respecto al año anterior.
No obstante, la cifra se mantiene muy cercana al objetivo de inflación de la zona euro (2%). Lo que realmente preocupa es la combinación del índice de inflación y la ralentización del nivel de crecimiento.

Desempleo: Continúa la dinámica positiva de la ocupación en Italia y contrasta notablemente con el estancamiento del PIB de los últimos años. En el 2005 presenta un descenso de 2,4% respecto al año 2000, lo que pone de manifiesto una clara tendencia de crecimiento ocupacional, alcanzando datos de desempleo por debajo de la media europea y mostrando una tendencia propia de creación de empleo.

Inversión Extranjera Directa: En general los inversionistas extranjeros no encuentran impedimentos importantes a la inversión en Italia, aunque los requisitos burocráticos pueden ser pesados. La participación en una firma italiana del 100% por parte de una firma extranjera es permitida aunque existen algunas restricciones a la inversión extranjera. El gobierno tiene la autoridad para bloquear las fusiones que implican a las firmas foráneas por las "razones esenciales para la economía nacional" si el gobierno nacional de la firma extranjera aplica medidas discriminatorias contra las firmas italianas.
Existen sectores industriales que se regulan o prohíben a los inversionistas extranjeros, tales como fabricación de aviones y los monopolios de estado. Fuera de estos sectores, no se dan investigaciones o procedimientos especiales de bloqueo, dirigidas a la inversión extranjera.
Durante el último año se ha experimentado un discreto incremento en las IED Italianas, pero no la suficiente, ya que la fuerza económica de la que gozaba en años anteriores debería haber reforzado los niveles de inversión.
Los flujos de la inversión extranjera en Italia son débiles. Los economistas citan con frecuencia la burocracia excesiva, infraestructura inadecuada y un mercado de trabajo rígido como desalientos para la inversión extranjera en Italia.
Tradicionalmente, los principales países inversores son: Holanda, Francia, Reino Unido, Alemania, España, Japón y Austria.

Evolución de los sectores económicos más relevantes

Agricultura

Representa en 2005 un 2,6% del Producto Interior Bruto, siendo un sector cuya aportación al PIB ha ido reduciéndose en los últimos años.

Industria

Representa un poco menos del 25% de la producción total de la economía, después de haber mostrado un comportamiento negativo en términos agregados durante los últimos años. Dentro de este panorama, el mayor crecimiento positivo ha sido el del subsector energético, aunque se trata de un crecimiento menos acelerado que el registrado en años anteriores.
A su vez, dentro de este subsector los crecimientos más notables han correspondido a la energía, gas y agua, y al refino de petróleo, así como a la extracción de minerales, la producción de metales y productos de metal, y la química y los productos sintéticos.
Sin embargo, estos crecimientos se han visto más que compensados con el comportamiento negativo de otros subsectores, en particular textil y confección, el sector de la piel y el calzado, los aparatos eléctricos y de precisión y los medios de transporte.

Construcción

Representa en la actualidad algo más del 5% de la economía, y ha mostrado fluctuaciones en su crecimiento.

Servicios

Este sector representa algo más del 67% de la economía, siendo los subsectores con mayor peso específico el comercio minorista, las actividades inmobiliarias, el transporte, la intermediación financiera y monetaria, y las actividades profesionales y empresariales.
Los subsectores más dinámicos en los dos últimos años han sido transporte, en especial el transporte aéreo (más de 12,88%), y las telecomunicaciones (más de 5,97%). Los menos dinámicos han sido correos e informática y sectores conexos, con crecimientos casi nulos.

 

Subir^


Master en Comercio y Finanzas Internacionales - Universidad de Barcelona - Copyright© 2006