Blockchain y el Comercio Internacional

Escrito por MCFI el 30 julio 2019
General / Dejar un comentario

El Blockchain es una herramienta de distribución de la información que comienza a tener gran relevancia en todos los ámbitos empresariales. Simplifica el proceso tradicional de envío y verificación de datos y documentos y, además, es una base de datos abierta y online, así todos tienen acceso a la misma información.

Cada día mas empresas están desarrollando proyectos de Blockchain. Esta nueva tecnología, que no es tan fácil de entender, forma parte de la globalización, puesto que se compone de información de todo tipo, compartida y al alcance de todos. Actualmente el comercio internacional aún maneja demasiada papelería y el blockchain permitirá abolir los documentos en papel, contribuyendo al medio ambiente, optimizando muchos procesos y permitiendo el acceso a la información de una forma rápida y más clara.

 

Blockchain

 

Este proyecto se podrá llevar a cabo si los bancos, las empresas de seguros, los intermediarios, los fabricantes y las autoridades portuarias se ponen de acuerdo para establecer un protocolo que logre integrar toda la información en una plataforma única. En caso de que se logre desarrollar esta plataforma, procesos que antes tardaban días por el tiempo que tomaba en llegar un papel de un sitio a otro, pronto será un tema que se gestionará en minutos. Según los expertos de Blomberg, esta nueva forma de gestionar la información disminuirá los costes de transporte drásticamente.

Este tipo de gestión de la información aportará más transparencia y eficiencia en las operaciones de comercio exterior, mejorará las comunicaciones y la administración de fronteras, y aumentará los beneficios del sector, por ello varias empresas relacionadas con el transporte internacional ya están haciendo pruebas con una plataforma.

En el 2014, Maersk publicó el proceso que requería poder enviar un contenedor de Kenia a Países Bajos: el proceso total tardaba 34 días, involucraba a 30 personas y de esto, 10 días fueron para procesar documentos. Se cree que con el Blockchain se reducirá considerablemente el tiempo de gestión y facilitará de manera importante el Comercio Internacional.

El Blockchain traerá varias ventajas para diferentes sectores, como mayores volúmenes de transacciones, ya que al agilizar las operaciones la capacidad será mayor; el aumento de la seguridad en las operaciones, porque disminuirán los fallos de seguridad y los errores humanos; además reducirá los costes y tiempos de gestión.

Paola Andrea Rueda Alvarez
Alumna del Máster en Comercio y Finanzas Internacionales de la Universitat de Barcelona
Postgrado en Comercio Exterior y Economía Internacional

Bibliografía

  • Blockchain: https://es.wikipedia.org/wiki/Cadena_de_bloques

Etiquetas: , , , ,


España como donante principal en la Cooperación Sur-Sur y Triangular

Escrito por MCFI el 15 julio 2019
General / Dejar un comentario

La Cooperación Sur-Sur

Se considera la Cooperación Sur-Sur un marco amplio de colaboración en diferentes ámbitos como político, económico, social, cultural, ambiental, etc., entre los países del sur de Latinoamérica y el Caribe de forma bilateral, regional, subregional e interregional con el fin de enfrentar diferentes problemas comunes a través del intercambio comercial y experiencias exitosas.

Según la Unidad Especial de Cooperación Sur-Sur del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD): “los países en desarrollo comparten conocimiento, habilidades, experiencia y recursos para alcanzar sus metas de desarrollo a través de esfuerzos concertados. La reciente evolución de la Cooperación Sur-Sur ha conllevado al incremento del comercio Sur-Sur, aumento de los flujos de inversión extranjera directa entre países del sur, promoción de la integración regional, transferencia de tecnología y otras formas de intercambio.”

 

Cooperación Internacional

 

La Cooperación Sur-Sur ha existido por más de seis décadas. Entre sus hitos podemos mencionar los siguientes:

Sin duda, en medio de una crisis global, los responsables políticos, técnicos y comerciales de los países en desarrollo con experiencias exitosas podrían presentar la cooperación Sur-Sur como una herramienta eficaz para evaluar los retos del desarrollo y enfrentarse a los problemas comunes entre los diferentes países en desarrollo. El intercambio de experiencia y tecnología entre los diferentes países supondría una valiosa lección para sus socios.

La Cooperación Triangular

Se describe la Cooperación Triangular como la colaboración entre un proveedor del Sur y un donante del Norte en beneficio de un tercer país receptor. Por tanto, se trata de una modalidad de cooperación en la que intervienen tres países: un oferente de cooperación o socio donante (que en la mayoría de los casos sería un país desarrollado); un país de Renta Media (PRM) que actúa igualmente como oferente de cooperación y un país de menor desarrollo relativo que sería el receptor de los beneficios.

Como ejemplo podemos mencionar la Cooperación Triangular entre España, México y otros países receptores, o bien entre tres países El Salvador – España – República Dominicana. A continuación, explicamos de forma breve la cooperación triangular entre estos tres países:

En este proyecto, El Salvador se considera como país oferente de cooperación, con lo cual se convierte un país con dos papeles –oferente y receptor- en el ámbito de la Cooperación Triangular en América Latina. Por otro lado, España se considera como segundo oferente y lidera la República Dominicana como socio receptor. Así que El Salvador exporta a la República Dominicana su experiencia ofreciéndoles Centros de Desarrollo para las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (CDMYPE), adaptada por el Ministerio de Industria y Comercio de la República Dominicana (MIC) a la realidad institucional, y socioeconómica del país caribeño, con el apoyo técnico y económico español a través de la Agencia Española de Cooperación (AECID).

Los seis centros de atención a PYMES construidos por El Salvador en la República Dominicana funcionan en alianza con universidades, ONG, Agencias de Desarrollo Local y pequeñas empresas para atender sus necesidades, lo que facilita la generación de ingresos y la creación de empleo. España se considera como uno de los “donantes tradicionales” líderes en la Cooperación Triangular en América Latina, a través de su compromiso con la Cooperación Sur-Sur. En 2005 la Cooperación Española comenzó a trabajar con esquemas triangulares.

La Cooperación Triangular es una forma de cooperación eficaz para las relaciones entre España con sus países socios de Renta Media, en especial, los de América Latina. Cabe destacar que según el Comité de Asistencia al Desarrollo, Alemania, Japón y España son los donantes con más actividades en Cooperación Triangular, aunque Canadá, Irlanda y Corea también están entrando en este escenario.

Las ventajas de la Cooperación Triangular

La Cooperación Triangular se basa en una relación entre tres países principales que expresan y comparten objetivos de desarrollo global; esta cooperación hace que se establezca una relación igualitaria entre socios, en la que cada uno de los países dentro del grupo triangular aporta recursos de acuerdo a sus capacidades económicas y técnicas.

La Cooperación Triangular ayuda a favorecer la consolidación de los países de renta media y media-baja en el sistema de cooperación internacional. La Cooperación Triangular, como un mecanismo de transición de diferentes tipos de ayuda, se considera como una garantía para aquellos países con Renta Media que a corto o a medio plazo se estima que dejarán de ser receptores de Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD).

Gracias a la Cooperación Triangular, se avanza en los Bienes Públicos Globales reforzando diversos asuntos medioambientales, paz y seguridad o Derechos Humanos, estabilidad económica y financiera o salud global, entre otros. Lo que sin duda afecta al nivel de bienestar en los países en desarrollo también.

Según la AECID: “el sistema triangular asegura que el país receptor ejerce el rol de liderazgo en cada iniciativa e identifica qué modelo, experiencia y aporte asumir de otro u otros países de la región. El segundo oferente –papel que asume la Cooperación Española- es invitado a participar en esta asociación. Este tercer actor, puede contribuir tanto con financiación como con su aporte de conocimiento técnico y experiencia o ambos.”

España participa en la Cooperación Triangular por las capacidades que posee en el ámbito del diseño y aplicación de políticas públicas exitosas. Los países con los que trabaja España en asociación para impulsar la Cooperación Triangular son Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, México, Uruguay, Colombia, Ecuador, El Salvador, Panamá y Perú. Son países receptores de la Cooperación Española para esta modalidad: Honduras, Nicaragua, Ecuador, Panamá, Bolivia, Haití, El Salvador, Guatemala, Paraguay, Cuba y Costa Rica.

Otros ejemplos de la Cooperación Triangular española

Como mencionamos antes, la Cooperación Triangular tiene como principal meta compartir conocimiento, experiencia y recursos para alcanzar el desarrollo global. A continuación, mencionamos en breve algunas otras cooperaciones en las que ha participado España:

México – España – Haití: En esta cooperación, España aportó alimentación para la población infantil de Haití tras el impacto negativo del terremoto que ocurrió en este país. Además, España participó en el proyecto del Programa Mundial de alimentos, teniendo la meta principal de ayudar a desarrollar Haití en los ámbitos de alimentación y educación.

Chile – España – Caribe: En este proyecto España asistió teniendo como meta principal la prevención de desastres naturales como terremotos y maremotos en la zona del Caribe.

Setareh Ghavami
Alumna del Máster en Comercio y Finanzas Internacionales de la Universitat de Barcelona
Postgrado en Comercio Exterior y Economía Internacional

Bibliografía

Etiquetas: , , , ,


La incertidumbre de los mercados financieros internacionales y las commodities

Escrito por MCFI el 09 julio 2019
General / Dejar un comentario

La fuerte volatilidad de los mercados financieros a nivel mundial en los últimos años ha generado la necesidad de llevar a cabo acciones que contrarresten los efectos de la misma. Al presentarse esta realidad en el contexto de la globalización, como fenómeno multidimensional, resulta aún más complejo, para las empresas que realizan actividades de comercio exterior, establecer patrones de comportamiento de determinadas variables asociadas al mercado. El precio de las commodities resulta un claro ejemplo de esta situación.

Dada la importancia que reviste la variable precio en cualquier transacción, el posible comportamiento de este así como los factores que lo afectan deben ser cuidadosamente analizados por personal especializado.

Para aquellas empresas comercializadoras de commodities, de vocación internacional, resulta de vital importancia realizar análisis sistemáticos de todos aquellos elementos que pueden generar cambios abruptos en los mercados, ya que de ello dependerá la obtención de mejores resultados.

 

Finanzas Internacionales

 

En primer lugar se debe tener claro cuáles son los elementos que constituyen el precio de este tipo de productos. El costo de cualquier materia prima se representa por la siguiente fórmula: FOB(1) = Base + Futuro

En el caso de la Base se tienen en cuenta determinados costos asociados a las condiciones del país de origen; mientras que la formación del Futuro, depende de la oferta y la demanda a nivel mundial del producto que se esté comprando y/o vendiendo, siendo por tanto este último elemento el que mayor incertidumbre y volatilidad genera.

La mayoría de las transacciones que se realizan diariamente en los mercados de commodities no tienen una ejecución en el presente, sino que son materializadas en el futuro. Por esta razón, existe un mercado de futuro donde se reflejan los precios esperados para determinados meses del año (posiciones).

Específicamente, cuando se realizan operaciones en el mercado de futuros, se debe tener en cuenta que este es el gran componente volátil del precio FOB. El futuro puede representan en promedio entre el 80% y el 85% del precio. Por tanto, realizar operaciones de cobertura para los futuros resulta una opción muy atractiva.

Para analizar el componente futuro del precio de los commodities, existen dos métodos de análisis básicos, que persiguen prever los movimientos a partir de factores tanto cualitativos como cuantitativos para de esta forma tomar las mejores decisiones tanto de compra como de venta en el momento oportuno. Estas son:

  1. Análisis técnico: se conocen una serie de estudios de indicadores y figuras que se presentan en gráficos. Para la formación de estos gráficos, las informaciones básicas que se necesitan son el precio o cotización y el volumen de negociación del producto que se quiera analizar: acciones, opciones, futuros, metales preciosos o mercancías. Es posible realizar una distinción entre Análisis Chartista y Análisis Técnico propiamente dicho, aunque en la actualidad todo el método o técnica se engloba bajo este último nombre.

    El Análisis Chartista se basa en el estudio de las figuras que forman los precios como indicación de la tendencia que pueden seguir en el futuro. El Análisis Técnico, en cambio, efectúa operaciones estadísticas y matemáticas con los precios para determinar y detectar situaciones en las tendencias que siguen las cotizaciones. Su objetivo final es tomar la decisión de inversión. La combinación de los dos análisis permite incrementar los rendimientos de inversiones (Codina Castro, 2011, pág. 6).

  2. Análisis fundamental: encuentra sus fundamentos en diferentes ramas de estudio económico (macroeconomía, microeconomía, estrategia empresarial, contabilidad, análisis de ratios bursátiles, entre otras). Las predicciones de precios que se realizan a través del análisis fundamental están basadas en estudios de la relación oferta-demanda; este análisis considera que el valor de un bien debe oscilar alrededor de su valor intrínseco.

“La relación oferta-demanda es el único factor a considerar en la sencilla teoría del análisis fundamental, que se puede sintetizar en un solo principio: menores existencias o un mayor consumo hacen que se eleven los precios y la abundancia de suministros o una reducción del consumo provocan una reducción de los mismos” (Costa Ran & Font Vilalta, 1993, pág. 73).

Por ello, resulta oportuno hacer referencia a algunos factores a tener en cuenta para realizar el análisis fundamental como: las reservas, la producción, el clima, las condiciones económicas, la inflación, las expectativas, las imperfecciones del mercado, los factores competitivos, políticos y los informes gubernamentales, los ratios e índices, entre otros.

  • Las reservas: este factor está relacionado con los niveles de stock que se tenga de determinado activo (mercancías o divisas). En dependencia de las cantidades físicas en existencias, el precio se moverá al alza o a la baja. En el caso de los mercados de commodities, de manera general, el precio se incrementará si la oferta es menor a la demanda, mientras que disminuirá si sucede lo contrario.
  • La producción: tiene un efecto inmediato sobre las acciones tanto de compradores como de vendedores en los mercados, por lo que es de esperar que las producciones tengan un efecto directo sobre las fluctuaciones de precios. Si se espera un determinado volumen de producción, la oferta y la demanda se ajustarán a estos patrones de existencias, ni más ni menos. Por tanto, si no se lograra producir lo estimado, esto provocaría una disminución de la oferta efectiva y consecuentemente un incremento de los precios.
  • El clima: precisamente este es un factor decisivo en la realización exitosa de las cosechas. En este sentido, esta variable genera altos niveles de incertidumbre, debido a que los resultados finales esperados pudieran verse fuertemente afectados ante la ocurrencia de algún fenómeno climatológico inesperado. Atendiendo a esto, los agentes económicos que actúan en el mercado llevan a cabo un seguimiento riguroso de los porcentajes de humedad, el tiempo de helada, las temperaturas durante las estaciones de crecimiento, los huracanes y otros eventos meteorológicos con la finalidad de estimar las posibles afectaciones sobre las producciones y a su vez en los precios.
  • Condiciones económicas: tanto la situación de la economía doméstica como la de la economía internacional juegan un rol muy importante en el proceso de toma de decisiones de precios de los bienes. Si se incrementa el consumo de carne roja, se producirá un incremento de la demanda de ganado que a su vez requiere de mayores volúmenes de pienso, el cual contiene un alto porcentaje de maíz; por lo que eventualmente la oferta de maíz tiende a reducirse. Luego si se logra incrementar el número de cabezas de ganado, hasta tal punto donde la oferta supera la demanda, entonces el precio de este producto cae y finalmente las empresas cárnicas reducirán sus producciones provocando así una disminución de la demanda del grano y eventualmente del precio del mismo.
  • La inflación: conocer el comportamiento de esta variable resulta también relevante para el análisis fundamental, ya que indica cómo se están comportando los precios en una economía dada y qué tan competitiva puede ser frente a otras. Para reflejar esta relación se puede utilizar la teoría de la Paridad del Poder Adquisitivo Relativa (PPA) que plantea que una moneda con mayor inflación que otra se deprecia en un porcentaje igual a la diferencia entre sus niveles de inflación. Por tanto si la inflación de un país aumenta, su competitividad disminuye frente al resto del mundo.

Las variables expuestas anteriormente pueden fusionarse en lo que se conoce como expectativas. Cuando se analiza esta variable de manera general, se tienen que analizar necesariamente aspectos relacionados con las irregularidades en los diferentes mercados en los que se opera, la situación política, la acción de las fuerzas de la competencia y las políticas macroeconómicas.

En la actualidad, si bien resulta vital conocer la evolución y los ciclos que han seguido históricamente los precios de este tipo de productos, debe seguirse con extremo cuidado el impacto de determinados sucesos.

Dado que el análisis fundamental parte de la relación oferta-demanda, la situación actual a nivel internacional, fuertemente marcada por la aplicación de nuevas medidas proteccionistas, generará fuertes ajustes de precios tanto a nivel internacional como a nivel doméstico, ya que se comienza a gestar una batalla arancelaria entre los diferentes países. Un ejemplo de ello son los impuestos sobre el acero y el aluminio impuesto por Estados Unidos en el mes de marzo 2018 de 25% y 10% respectivamente.

Esta situación si bien podría resultar atractiva para los productores locales norteamericanos, el efecto en la economía en el mediano plazo podría no ser tan positivo como se espera, puesto que aquellos compradores que hasta antes de la imposición de los aranceles importaban estos productos de mercados exteriores, ahora buscarán oferta en el mercado local, elemento que podrá generar un incremento de los precios en el corto plazo y la consecuente subida de los niveles de inflación, ya que los productores les tomará un tiempo asimilar la nueva demanda. De igual forma, de cara a los productores de estos commodities en mercado internacional, se verán afectados pues perderán compradores, quedándose con un exceso de oferta que presionará el precio a la baja.

María Carla Collazo
Alumna del Máster en Comercio y Finanzas Internacionales de la Universitat de Barcelona
Postgrado en Comercio Exterior y Economía Internacional

Notas

  1.  “Free On Board” o “Franco a Bordo” significa que el exportador entregará la mercancía a bordo del buque designado por el importador, en el puerto de embarque convenido (en la forma habitual en dicho puerto).Fuente especificada no válida.

Bibliografía

  • Codina Castro, J. (2011). Manual de Análisis Técnico. Séptima edición revisada y actualizada. Madrid: INVERSOR EDICIONES, S.L.
  • Costa Ran, L., & Font Vilalta, M. (1993). COMMODITIES. Mercados financieros sobre materias primas. Madrid: ESIC.
  • Maluenda, P. (2011). La volatilidad en los precios de los commodities. México: INTL FCStone.
  • The Money Glory. (2018). Efectos de la política proteccionista de Donald Trump en el acero y el aluminio. Obtenido de http://www.themoneyglory.com/es/2018/03/19/politica-proteccionista-acero-aluminio-donald-trump/

Etiquetas: , , , ,


Infraestructura para el desarrollo y su impacto en la economía

Escrito por MCFI el 02 julio 2019
General / Dejar un comentario

Infraestructura sinónimo de desarrollo

La inversión en infraestructura es un factor central para el crecimiento y el desarrollo socioeconómico de cualquier país. Una vez que potencia la eficiencia de la inversión privada en la economía, facilita el funcionamiento eficaz de los mercados y apoya el crecimiento equilibrado de sus distintas regiones.

Buenas carreteras, agua, electricidad y saneamiento no solo hacen posible la producción industrial o la provisión de servicios básicos para los ciudadanos, sino que son un motor para el desarrollo: aumentan la productividad, reducen los costes, facilitan la acumulación de capital humano (permitiendo un mayor acceso a la educación o a la sanidad), ayudan a diversificar la estructura productiva y crean empleo.

 

Infraestructuras

 

Para las empresas, los servicios de infraestructura constituyen un insumo para la producción, por ello, el acceso y la disponibilidad a servicios de calidad adecuada y a costes razonables es vital para la competitividad de las empresas. Donde se construye una carretera, un puerto, una vía férrea o se instala una torre de comunicaciones, se está abriendo una puerta al progreso y a la inclusión social. Ya a nadie sorprende que países con alto crecimiento económico y nivel de competitividad cuenten con una infraestructura moderna y eficiente, desarrollada con visión logística de futuro.

Tanto es así que varios organismos, entre ellos el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), consideran que mejorar la infraestructura es de suma importancia para reducir la pobreza y aumentar el crecimiento, pues la infraestructura actúa como eje básico de la integración del territorio nacional, permite la inserción de las economías en el comercio internacional, minimizando el tiempo y coste del transporte, y promoviendo la circulación de bienes y servicios, información y conocimiento.

Corea del Sur

Corea del Sur es un claro ejemplo de desarrollo logístico y su impacto económico. Cuenta con dos modernos puertos, Busan e Incheon, que reportan más del 60% del PIB. Siendo Busan el 5º puerto mundial de carga, y el puerto de Incheon es considerado entre los más modernos y concurridos del mundo.

Corea del Sur entendió lo que implica la globalización, y la necesidad de los mercados y empresas de extenderse hasta alcanzar una dimensión mundial más allá de las fronteras nacionales, así como el vertiginoso desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación. Las tendencias de la nueva ola globalizadora están llevando a que el desplazamiento de personas, la distribución de bienes y la transmisión de información y conocimiento se realicen con una visión logística: mayor rapidez, agilidad, conectividad y menor coste. Lograrlo contribuye a potenciar la competitividad del tejido empresarial y comercial de cualquier nación.

México

También México ha comprendido cuales son los retos de la globalización y la importancia de aprovechar su posición geoestratégica, creando un Programa Nacional de Infraestructura dirigido a transformar México en una plataforma logística global de alto valor agregado. Su principal objetivo es articular las cadenas productivas a través de corredores logísticos que interconecten transporte multimodal para trasladar personas y bienes de manera ágil, segura y a menor coste, que permitirán mejorar el desarrollo económico del país.

Con el desarrollo de este programa de infraestructura se conseguirá conectar, a través de distintos sistemas de comunicación y transporte, a los nodos logísticos de producción con los principales mercados nacionales e internacionales, a fin de reducir costes y aumentar la competitividad. El proyecto integra una visión logística cuyo objetivo es aprovechar las ventajas competitivas con las que cuenta México, como su ubicación geográfica, al encontrarse entre el mercado más grande del mundo, Estados Unidos y los de Europa y Asia. Actualmente México participa en 11 tratados internacionales que lo conectan con 46 naciones.

El programa de infraestructuras aprovecha estas ventajas mediante la construcción de 52 nuevas autopistas, con más de 3.000 kilómetros de extensión, para agilizar el traslado de la producción a los principales mercados nacionales e internacionales; la construcción de un Nuevo Aeropuerto Internacional de la ciudad de México; la duplicación de la capacidad de carga de sus puertos, así como la modernización del sector de telecomunicaciones, entre otras acciones. Una de ellas sería la implementación de las reformas estructurales como la energética, que demanda más y mejor infraestructura en materia de puertos en zonas petroleras y la de telecomunicaciones, que demanda más competencia, mayor cobertura, mejores precios y calidad de los servicios.

Se trata sin duda de un reto mayúsculo para México, por lo que debe dotarse de un marco legal y presupuestario, que permita asegurar la continuidad de las grandes obras destinadas a convertirse en motores clave en el desarrollo del país, de su economía y la mejora de la calidad de vida de sus ciudadanos.

América Latina y el Caribe

Por contra, los países de América Latina y el Caribe presentan grandes deficiencias en sus infraestructuras, que se traducen en un crecimiento económico insatisfactorio. En cuanto al transporte, los niveles de carreteras asfaltadas de Latinoamérica son similares a los de África. Si nos fijamos en las exportaciones, los costes de vender productos a otros países son más elevados en Latinoamérica que en el sur de Asia, y los plazos son más lentos que en Asia oriental.

Cerrar estas brechas supondría que, durante los próximos 30 años, los países de América Latina y el Caribe tendrían que incrementar sus inversiones en infraestructuras para pasar de la media actual del 3,5% del Producto Interior Bruto regional al 5%, según un informe realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

China

Aunque son muchos los casos de países que deciden realizar grandes inversiones en infraestructura con el objetivo de no quedarse rezagados en la carrera hacia la globalización de los mercados y la mejora de la competitividad de su economía, destaca especialmente el gran proyecto en infraestructura que prevé llevar a cabo China, que no ha dejado indiferente a nadie, provocando ciertos recelos en algunos países.

En la transición de China hacia una economía avanzada, el presidente chino Xi Jinping, pretende incorporar la innovación y la modernización al esquema de desarrollo económico del país. La iniciativa “One Belt, One Road” (conocida como OBOR) responde a este objetivo, y está considerado como el mayor proyecto de desarrollo de infraestructura mundial, contemplándose en el XIII Plan Quinquenal (2016-2020). La conectividad es una de las grandes claves de la iniciativa, por lo que China ha invitado a las economías de la región y a las grandes potencias a participar en el proyecto geoeconómico que revolucionará el comercio entre Oriente y Occidente.

 

China's Belt and Road initiative

Fuente: MERICS Research

 

Desde que Xi Jinping tomara las riendas del gobierno de China en marzo de 2013, ha marcado la visión estratégica del país para los próximos años como reflejo de sus aspiraciones en materia de desarrollo económico y social. Entre sus prioridades está que China recupere la posición de hegemonía que considera que le corresponde en el esquema de gobernanza mundial.

OBOR se considera el mayor desafío en el desarrollo de infraestructuras que va a cambiar el panorama de la cooperación económica entre Oriente y Occidente, gracias a la creación de una amplia red de carreteras, vías férreas, aeropuertos, puentes, autopistas y conductos de petróleo y gas, proyectos que son complementarios a otros planes nacionales. La iniciativa está compuesta por una ruta terrestre, conocida como Silk Road Economic Belt, y una ruta marítima, denominada 21st-Century Maritime Silk Road, que no se limita a la Ruta de la Seda, sino que está abierta a todos los países y organizaciones internacionales que quieran cooperar. Todo con el objetivo de crear infraestructuras para establecer puentes y reducir barreras entre Oriente y Occidente, entre Asia y Europa, por vía terrestre y marítima. Pero también busca cooperar en proyectos de energía, industria y temas culturales.

OBOR abrirá a su paso nuevos mercados a través de modernas rutas de transporte, generando múltiples oportunidades de negocio para aquellas empresas que quieran ampliar y rediseñar su estrategia internacional. La iniciativa pretende que los beneficios no sean únicamente para las empresas chinas, sino que lleguen al resto de países que participan en la misma.

A esta gran iniciativa geoeconómica ya se han unido 58 socios, entre ellos potencias mundiales como Alemania, Francia, Reino Unido, España y Brasil, quedando únicamente al margen Estados Unidos, por considerarlo una amenaza a su posición de hegemonía mundial. Los 68 países que pretende conectar esta iniciativa representan el 35% del comercio global y un 70% de la población mundial, aglutinando un 55% del PIB mundial y el 75% de las reservas energéticas globales.

El coste estimado del Proyecto es de entre 4 y 8 billones de dólares. El Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras (AIIB), el Fondo de la Ruta de la Seda, el Nuevo Banco de Desarrollo (formado por los países del BRICS), además de varios fondos de cooperación multilaterales o bilaterales están financiando algunos de los proyectos que ya se han iniciado.

A pesar de que muchos comparen OBOR con el Plan Marshall ideado por Estados Unidos para reconstruir Europa tras la II Guerra Mundial, especialmente por el impacto positivo que la iniciativa puede reportar a China en términos de política exterior, el gigante asiático nunca ha hecho referencia a este tipo de objetivo, sino al desarrollo económico del país. Con la mejora de las rutas comerciales entre los países participantes, se conseguiría llevar los productos chinos a Europa en menor tiempo y coste; así como también hacer de OBOR el medio para asegurarse el abastecimiento de recursos minerales y energéticos, y solventar, en parte, los problemas de sobrecapacidad en sectores como el acero y el cemento. El éxodo rural que experimentan los países del sudeste asiático demanda nuevas infraestructuras, como escuelas, aeropuertos y ferrocarriles, para poder desarrollar también las regiones de interior del país.

Con ello, China pretende conseguir un crecimiento medio de su economía del 6,5%, imprescindible para mantener el ritmo de desarrollo actual. Con la construcción de esta extensa red de infraestructura y servicios públicos, para conectar China con el resto de Asia, África y Europa, se pretende salvar un importante escollo que imposibilita el crecimiento económico en el continente más grande del mundo. De culminarse con éxito las expectativas, China se convertiría en el guardián de una nueva plataforma de cooperación e integración comercial internacional.

OBOR se considera el tercer mayor logro en el proceso de apertura y reformas que aborda China, tras la creación de las Zonas Económicas Especiales y su entrada en la Organización Mundial del Comercio (OMC) en 2001. En tiempo récord, China se ha posicionado como la segunda mayor economía mundial, el mayor exportador, el país que acumula la mayor cantidad de reservas en divisas del mundo y la segunda fuente más importante de Inversión Extranjera Directa (IED).

Parece inevitable que China se convierta en la primera economía mundial, superando a Estados Unidos y provocando cambios en el esquema de poder; más teniendo en cuenta las políticas proteccionistas aplicadas por el presidente Donald Trump y la salida de Estados Unidos del Acuerdo Transpacífico (TPP), lo que deja vía libre para que otras naciones lideren el proceso de globalización. Este nuevo escenario ha permitido que China venda de forma más efectiva la iniciativa, y que los países europeos hayan considerado su potencial; así como Japón, quien en un primer momento rechazó unirse a la iniciativa por considerar que iba en contra de sus propios intereses.

En el caso de los países en desarrollo, que representan un 40% del PIB mundial, la falta de una política clara de Estados Unidos hacia Asia ha supuesto que el gigante asiático reciba mayor apoyo por parte de estas economías quienes, a pesar del liderazgo inclusivo que practica China, ven mejoradas sus aspiraciones en las instituciones internacionales.

La conexión con el corazón de Europa se realizará a través del Nuevo Puente Terrestre Euroasiático, en una ruta de 10.000 kilómetros que conecta China con Europa a través de Rusia. El proyecto contempla la construcción de tres grandes proyectos ferroviarios que acercan los mercados de las provincias chinas más occidentales con las principales ciudades hub de Europa. China ya se clasifica como el socio número uno de la Unión Europea con respecto a las importaciones y es el destino de exportación número dos de la Unión.

España participa desde diciembre de 2014 como extremo del tren de carga conocido como Yixinou, enlazando Madrid con la ciudad china de Yiwu, en un trayecto que recorre más de 13.000 kilómetros en 21 días. A su regreso, los productos españoles alcanzan nuevos mercados en Oriente utilizando la conexión más larga del mundo. El problema es que, de los 6.000 contenedores que transporta semanalmente, 5.600 vienen de China y sólo 400 serían de productos españoles; en parte porque España exporta productos perecederos en menor cantidad, y China electrónica y juguetes en más cantidad, gracias a su superávit comercial.

Desde principios del 2017 el tren Yixinou tiene una extensión hasta Londres, atravesando el Canal de la Mancha después de conectar 16 ciudades chinas y 12 ciudades europeas en sólo 18 días, casi la mitad que la anterior vía marítima de 30 días de travesía. Los beneficios en términos de tiempo y coste son, pues, una realidad.

Respecto a la Ruta Marítima, destacar que la empresa China Ocean Shipping Company (COSCO) ha realizado una fuerte inversión en el puerto de Pireo, en Grecia, adquiriendo una participación del 67% en enero del 2016 y convirtiéndolo en el puerto de contenedores de mayor crecimiento. Aunque China acoge en su territorio a siete de los diez puertos más importantes del mundo, carece de presencia fuera de sus fronteras donde pueda asegurarse el suministro de materias primas y energía. De ahí que la ubicación del puerto griego ofrezca a China la posibilidad de introducir rápidamente sus productos en Europa, utilizando un trayecto de menor tiempo y coste que con otros puertos europeos.

Los medios dispuestos gracias a la iniciativa OBOR permitirán a las empresas locales y extranjeras mejorar sus tiempos de distribución, la logística y el time to market. Las oportunidades no quedan reducidas únicamente al desarrollo de infraestructura, sino que el turismo experimentará también un gran crecimiento, favorecido por disponer de unas mejores conexiones y por el incremento de la capacidad económica de la clase media china en crecimiento.

Entre los objetivos de OBOR figura también aportar valor a los países que participan de la iniciativa, mejorando la competitividad de sus productos, a la vez que diseña vías de comunicación hacia nuevos mercados para las exportaciones chinas. Se estima un comercio anual con los países de la iniciativa que sobrepasarán los 2,5 billones de dólares para 2025, creciendo más rápidamente la ruta comercial entre miembros de OBOR que con el resto del mundo.

Oportunidades y retos que afronta OBOR

En la transición de China hacia un modelo de economía avanzada, la era Xi Jinping representa una de las mejores oportunidades de entrar en el mercado chino, si todavía no se está presenta, aprovechando las medidas de financiación previstas por China.

Con la estrategia Go Global 2.0, promulgada por el presidente chino, se pretende que las empresas estatales chinas sean más competitivas internacionalmente, moviéndose hacia arriba en la cadena de valor en entornos de mayor calidad, innovación y modernización. En esta nueva etapa, las multinacionales españolas pueden cooperar con empresas chinas como partner de conocimiento y partner tecnológico en los proyectos OBOR, aportando su expertise ya que gestionan el 40% de las concesiones de infraestructuras de todo el mundo, y son referentes en proyectos como la ampliación del canal de Panamá y el tren de alta velocidad entre Medina y la Meca, entre otros.

En cuanto a los retos, teniendo en cuenta que se tardarán años en hacer efectivos los proyectos, destacan los posibles cambios de mandato en los gobiernos centrales y regionales de la iniciativa, y la falta de experiencia en grandes proyectos en zonas con poco desarrollo económico. Dado que no existe hoja de ruta ni calendario comprometido, la confianza de los socios está supeditada a que China sepa cumplir con sus expectativas. De ahí que el presidente chino contemple OBOR no solo como vehículo del desarrollo económico, sino también como la oportunidad de generar influencia positiva entre los países vecinos, preocupados por el equilibrio de poder en Asia, con el ascenso de China.

En el marco del proyecto OBOR, China lanza nuevas medidas como ampliar las zonas comerciales de libre comercio, alcanzar acuerdos que faciliten el comercio con los países de la nueva Ruta de la Seda, avanzar en implementar el Acuerdo de Facilitación del Comercio de la OMC, y crear nuevas zonas de cooperación.

Sin embargo, el mercado chino mantiene barreras que dificultan la consolidación de empresas extranjeras, entre ellas las españolas, que podrían ser potentes en su territorio. En cualquier caso, la relación comercial entre España y China es totalmente asimétrica, con los riesgos que comporta para la economía española. Hasta que el gobierno chino no cambie las condiciones que faciliten la inversión e importación extranjera, será difícil que las relaciones comerciales de China con cualquier otro país de la Unión Europea sean simétricas. Un requisito básico para que el gran proyecto de infraestructura planteado por China aporte crecimiento y desarrollo equitativo para todos los países implicados en el mismo.

Pero hay otros retos a superar. Las inyecciones de capital chino para la construcción de la iniciativa OBOR, son percibidas como un alivio para algunas economías europeas, sofocadas por la deuda y el estancamiento, pudiendo propiciar crecimiento económico y estabilidad en el continente. Sin embargo, las relaciones intraeuropeas a nivel político, comercial y estratégico, se pueden ver alteradas a largo plazo. Por un lado, porque las inversiones chinas impulsan a las economías de Europa del Este a salir de su papel periférico y elevan su relevancia política y comercial dentro de la Unión Europea. Por otro lado, porqué los puertos europeos más potentes: Rotterdam, Amberes y Hamburgo, entran en competencia con el puerto de Pireo y elevan el estatus estratégico de Grecia. Finalmente, porque la construcción de nuevas infraestructuras de transporte entre Asia y África, que permitirán a la primera abastecerse de materias primas, posiblemente circunvalarán Europa, que de esta forma perdería su papel central en el área.

Desde la perspectiva occidental, principalmente estadounidense, los ambiciosos planes chinos no son tomados muy en serio ni se augura un futuro prometedor por cuestiones fundamentalmente geopolíticas. De Eurasia destacan su estado permanente de crisis. Y Asia central es señalada como uno de los lugares políticamente más inestables del mundo y poco proclive para que surja un mercado donde predominen los productos chinos. La falta de unidad de Europa y de la aplicación de una política común, le llevan a autoaplicarse a sí misma la eficaz estrategia de “divide y vencerás”, descrita por el filósofo chino Sunzi.

Ante estos hechos, los estadounidenses hablan del siglo chino-europeo (“Chinese European Century“) y advierten de que a medida que las inversiones y el comercio con Europa crezcan, también lo hará la influencia de Beijing sobre las políticas europeas.

Conclusiones

Parece claro que la infraestructura es el motor de crecimiento de cualquier país, debido al efecto que tiene de atraer y retener inversiones, los empleos que genera y la mejor calidad de vida que brinda, entre otros aspectos. Si la infraestructura es insuficiente o de baja calidad, el crecimiento y el desarrollo se verán severamente afectados.

Las tendencias de los últimos años han hecho que hasta en los países con más polarización interna exista un consenso de que la infraestructura es un tema de alta prioridad. Según la evidencia empírica de varios estudios, las inversiones en infraestructura contribuyen al crecimiento de la productividad de los factores, el aumento de la producción, la reducción de costes y las mejoras en rentabilidad. Aunque debe advertirse que se requiere de un análisis de los costes y beneficios de cada proyecto para evitar la noción errónea de que toda inversión en infraestructura conduce a las mejoras expuestas.

En definitiva, las inversiones en infraestructura impactan sobre cuatro aspectos del desarrollo económico de las regiones en que se realizan: la estructura de costes de las empresas, la productividad de los factores, la conectividad y accesibilidad territorial y el bienestar general de la población. En particular, los costes de las empresas disminuirán en la medida que las inversiones mejoran la accesibilidad a los mercados de insumos y servicios, y hagan más eficientes las cadenas de provisión de insumos y de almacenamiento y comercialización de los bienes. Los insumos incluyen electricidad, agua, comunicaciones y otros servicios relacionados con la infraestructura.

Un 30% de la brecha de crecimiento entre América Latina y Asia Oriental se explica por diferencias en la provisión de infraestructura. Sin embargo, para el crecimiento importan no solo el valor de las inversiones y el volumen total de la infraestructura, sino también su eficiencia o calidad. De ahí la importancia de seleccionar adecuadamente los proyectos de infraestructura en los cuales se debe invertir.

Otro debate es si la inversión en infraestructura la debe realizar el sector público o privado. Puesto que son construcciones muy costosas, cada vez más se opta por proyectos de participación mixta. Sin embargo, el sector privado es poco proclive a invertir en obras de infraestructura en países poco desarrollados, por el elevado riesgo que comporta, especialmente si no hay un marco regulatorio que ampare el proyecto y ofrezca garantías de que se llevará a cabo si hay cambios políticos en el país. La disponibilidad de mercados de capitales domésticos y el desarrollo de mecanismos de crédito dentro de un marco regulatorio estable y predecible, constituyen condiciones ineludibles para que los sectores público y privados trabajen conjuntamente mediante asociaciones público-privadas destinadas a incrementar la calidad y cantidad de infraestructura.

Pero, más allá de los retos y oportunidades que supone llevar a cabo la construcción de infraestructura con visión logística y estratégica de futuro, también debe tenerse en cuenta los cambios geopolíticos que puedan producirse. E intentar garantizar que el desarrollo y crecimiento derivados de los proyectos de infraestructura en los que participan varios países, sea simétrico. Una estrategia en la que no existan vencedores y perdedores, sino que todos los agentes salgan beneficiados. Sólo así se conseguirá un desarrollo equitativo y realmente inclusivo.

Anna Xandri Molas
Alumna del Máster en Comercio y Finanzas Internacionales de la Universitat de Barcelona
Postgrado en Comercio Exterior y Economía Internacional

Bibliografía

Etiquetas: , , , , , , ,


América Latina y el Caribe: el rol de los recursos naturales en el comercio internacional y el desarrollo

Escrito por MCFI el 18 junio 2019
General / Dejar un comentario

La economía se ha mostrado resiliente al shock de las materias primas, los productos primarios. Los recursos naturales, bien sea su estado natural o con un imperceptible nivel de procesamiento, componen alrededor del 50% de las exportaciones de América Latina y el Caribe.

Esto no debería sorprendernos: aproximadamente 1 de cada 5 barriles de petróleo que existe en el mundo en reservas está en ALC, 2 de cada 5 toneladas de cobre, y 1 de cada 5 toneladas de hierro está en tres países de América Latina.

Igualmente, la mayor parte del agua renovable que se puede consumir se encuentra hoy en día en América Latina, así como 1 de cada 4 hectáreas de tierra cultivable del mundo. El Amazonas contiene 20% de la eco diversidad mundial y 10% de los mamíferos.

 

Recursos naturales

 

Ante esta exuberancia de recursos y este patrón de exportación de recursos naturales, la región tiene una participación de solo el 8,1% en la producción y el 8,6% en la población mundial. Es evidente que tiene una dotación abundante en recursos naturales. Por consiguiente, tiene ventajas, en comparación con otras regiones del mundo, para la producción y exportación de bienes primarios.

Queda la pregunta natural de si esto es bueno o malo para el desarrollo económico de la región, para poder responder a esta interrogante tendríamos que partir de:

¿Cuáles son algunas de las teorías sobre el rol de los recursos naturales en el desarrollo y cómo su orientación es oportuna según los escenarios de desarrollo de ALC?

El rol de los recursos naturales en el desarrollo económico es un tema de amplio debate en economía. Por allá por los años 50, el economista argentino Raúl Prebisch propuso su famosa teoría de la dependencia, dónde hablaba del rol perverso que pueden tener los recursos naturales en particular, el hecho de que los países en desarrollo exportarán recursos naturales mientras que los países desarrollados portan la manufactura.

Posteriormente, en los años 60, e incluso en la parte política, este jugó un rol importante. Juan Pablo Pérez Alfonzo, el primer ministro venezolano en la democracia del petróleo, fundador de la OPEP, hablaba de que el petróleo era el excremento del diablo. Finalmente, en los años 90 Jeffrey Sachs, profesor de la Harvard University, en ese momento escribió un célebre trabajo donde postulaba que los recursos naturales eran una maldición.

De acuerdo con esta hipótesis, las economías concentradas en recursos naturales crecen poco porque afrontan una avería desde hace siglos en los términos de intercambio; es decir, un descenso del precio de los productos básicos en relación con el de los productos industriales. Sin embargo, no hay evidencia de que los precios de los productos primarios tiendan a decrecer con respecto al precio de los bienes industriales. Al contrario, según diversos estudios, los términos de intercambio de los países cuyas exportaciones se basan en productos primarios tienden a mejorar.

¿Por qué se dice que los productos básicos contienen el germen de la “enfermedad holandesa”?

Este término procede de un fenómeno que ocurrió en Holanda, a raíz del hallazgo de cuantiosas reservas de gas. Al desarrollar la riqueza del país y los ingresos de divisas, también lo hizo la demanda de todo tipo de bienes. Esto indujo la subida relativa de los bienes no transables; es decir, aquellos que, para ser consumidos en Holanda, tienen que ser producidos en Holanda (construcciones, servicios locales, etc.).

Consecuentemente, los empresarios holandeses eligieron invertir en la producción de estos bienes, en lugar de invertir en bienes transables, los cuales ofrecían menor rentabilidad. Por consiguiente, se produjo una contracción del sector industrial, cosa que se consideró una “enfermedad” (The Economist, 1977).

Diferenciación de los recursos naturales

¿Por qué ha habido algunos países que han desperdiciado sus recursos naturales y han acabado más pobres de lo que estaban antes?

Hay muchos ejemplos de esto en África. El caso de Nigeria es paradigmático. Pero también en América Latina hay algunos ejemplos como el caso de Venezuela, que hoy día tiene un ingreso promedio por habitante similar al que tenía antes de encontrar petróleo.

Hay muchos casos donde se ha evitado y, por el contrario, algunos de los países más ricos hoy se hicieron ricos usando bien sus recursos naturales. Fue el caso de Estados Unidos en el siglo XIX con la minería, y más recientemente de Canadá, Australia y Nueva Zelanda. Y, entre países en desarrollo, casos como el de Chile y Botsuana. Son casos que han estado usando muy bien sus recursos naturales para crecer a tasas muy altas.

¿Qué hace la diferencia?

Hay dos cosas principales. Una es una política macroeconómica cuidadosa que evite transmitir a la economía la volatilidad que tienen los precios de los productos básicos. Y eso se hace a través de fondos de estabilización o reglas fiscales como en el caso chileno. Ahí sobre todo evitar variaciones muy fuertes de la tasa de cambio es muy importante para no perjudicar otras actividades exportadoras.

Y el segundo tema es usar bien los recursos fiscales que provienen de los recursos naturales. Porque si uno usa bien esos recursos naturales puede mejorar la infraestructura, la educación, y todos los factores que aumentan la productividad de los demás sectores. En cambio, si los dilapida pues tiene los efectos negativos y no tiene los positivos.

La estrategia de diversificación de un país no debe radicar en buscar sectores exportadores apartados de los productos básicos. Esto es un error: los países abundantes en recursos naturales que han sido exitosos en los procesos de diversificación desarrollaron nuevos sectores vinculados a los productos tradicionales de exportación.

Suele entenderse que los productos primarios no cuentan con mercados internacionales muy dinámicos. Por supuesto, el rápido crecimiento de China y su voraz demanda de soja, cobre, mineral de hierro y otros productos básicos, ha cambiado esta visión. Sin embargo, aún en mercados internacionales poco dinámicos, como el de frutas, es posible desarrollar nichos dinámicos y construir nuevas ventajas comparativas.

América Latina ha tardado en reconocer el potencial de los recursos naturales. Mientras que esta región optó por la “sustitución de importaciones” como estrategia de industrialización, otros países con abundantes recursos naturales decidieron expandir su sector industrial en función del cluster de recursos naturales. De esta manera, conformaron un conjunto de empresas e instituciones interconectadas, localizadas en una misma zona y unidas por prácticas comunes.

Los países latinoamericanos consiguieron diversificar sus sectores industriales, pero de forma poco productiva y competitiva. En cambio, en otros países con abundantes recursos naturales, la sucesiva conexión entre los sectores primarios y sus proveedores y compradores se aprovechó para desarrollar nuevos sectores competitivos.

Tenemos mucho camino por recorrer en los eslabones de valor de las cadenas de producción, las cuales, hoy en día, son globales. El proceso que va desde la materia prima hasta el consumidor final del bien elaborado ya no se ubica en un solo país, sino que se fracciona, por razones de costos y capacidades de producción, en diversos territorios.

Para progresar hacia los eslabones de mayor valor –proceso conocido como upgrading–, es ineludible disponer de infraestructura en investigación y desarrollo, así como educar y preparar a los trabajadores en las competitividades necesarias. Algunos autores incluso dicen que es necesario cambiar las culturas de comportamiento de los trabajadores y directivos, para fomentar un espíritu de cooperación y confianza dentro y entre firmas.

En la región, existen experiencias positivas que vale la pena destacar:

Caso Colombia. Las flores que exporta Colombia son un ejemplo interesante de ascenso en los eslabones de valor. Este sector nació en 1965, a partir del aprovechamiento de las ventajas comparativas de recursos en zonas cercanas a Bogotá: suelo fértil, topografía favorable, mano de obra disponible y cercanía al aeropuerto de la ciudad. Hoy en día, las flores representan el 13% de las exportaciones de Colombia; el país es el principal exportador de flores a los Estados Unidos y el cuarto a la Unión Europea.

El manejo de los recursos naturales

Las empresas latinoamericanas ven el mercado de Asia como un cliente complejo, no solamente por un tema de lenguaje y distancia geográfica, sino más complejo en la manera cómo te relacionas con el Estado en las prácticas comerciales.

Algunas empresas han utilizado estrategias que tienen algunos elementos comunes. Uno de esos elementos comunes es la asociación público-privada, eso es muy importante, donde podemos mencionar caso de ProChile, PromPerú, ProMéxico, ProColombia, los mismos trabajan de la mano con el sector empresarial y conjuntamente hacen el esfuerzo para poder entrar a un mercado.

Por ejemplo, expertos en agricultura de Corea han visitado al mercado chileno, al mercado mexicano, para ver in situ los estándares de calidad de la producción agrícola y el procesamiento de producto y desmitifiquen algunas ideas de que son productos de mala calidad o con estándares inadecuados. Haciendo una experiencia que nos parece valiosa.

Lo segundo es que se apuesta por el branding, por el desarrollo de marca propia. Eso cuesta mucho dinero, y si es una empresa pequeña, ¿cómo lo hace? Por medio de la asociatividad, consorcios o vía el soporte complementado con la participación del Estado.

Otro ejemplo son las paltas mexicanas, que si bien no se trata de un fruto muy popular en el mercado coreano el crecimiento está siendo sorprendente, porque se ha entendido que el mercado no solamente busca productos de alta calidad sino con beneficios para la salud,
y en el caso de la palta en particular, según estudios demuestra que previene contra el Parkinson, contra enfermedades cardíacas y tiene propiedades antioxidantes.

Otro factor importante de entender que en Latinoamérica estamos hablando de un mercado de micro y pequeñas empresas. El 98% de las empresas en toda Latinoamérica son micro y pequeñas, ni siquiera medianas, y por lo tanto una de las fórmulas clave es la asociatividad. Pensar que solo no se tiene ninguna posibilidad de competir, no se tiene capacidad negociadora, pero si se juntan 25 empresas del mismo rubro para exportar uvas en forma colectiva o truchas en forma colectiva, eso permite poder de negociación y esa fortaleza se ve hoy día expresada no solo en experiencias dentro del mismo país.

Perú tuvo la visita del segundo comprador más importante de Shangai de fruta fresca. Lo que compra equivalía a 8,2 veces lo que Perú exporta en todos los sectores. Todas las empresas peruanas juntas, por fuertes que sean, no pueden atender los requerimientos de la empresa, esto solo para la uva fresca. ¿Qué se ha dado? Consorcios binacionales: una empresa peruana como Camposol con una empresa como David del Curto, que es el segundo exportador chileno, están atendiendo durante 9 meses del año el requerimiento y están buscando un tercer socio en Ecuador o en Colombia para que por estacionalidad puedan atender los 12 meses del año.

Entonces, lejos de mirarnos como rivales, estamos mirándonos como aliados estratégicos. Nos parecen tres lecciones interesantes en estos casos.

Resultado de la poca transformación

La grieta de diversificación de las exportaciones y la inestabilidad macro suelen ir de la mano. En consecuencia, la concentración de las exportaciones en pocos productos básicos suele ser una fuente de inestabilidad macro, pero, a su vez, la inestabilidad macro es una causa de la falta de diversificación de la producción y de las exportaciones.

La importante razón es que la oferta internacional de estos productos es muy fluctuante porque:

  • Es muy concentrada en pocos lugares de producción.
  • Está sometida a eventos climáticos, accidentes (daño de un pozo de petróleo o gas), eventos humanos (huelgas de trabajadores del sector) y eventos políticos (decisiones de nacionalización o confiscación).

En el corto plazo, los faltantes de producción en un lugar no pueden ser compensados fácilmente con mayor producción en otro lugar. Por consiguiente la inestabilidad de los ingresos de exportación se convierte en inestabilidad macroeconómica a través de diversos canales. El principal consiste en que, en los países con economías poco diversificadas, el fisco depende fuertemente de las rentas de los recursos naturales. Cuando caen los precios externos y los ingresos de exportación, se contraen los ingresos fiscales y el Gobierno se ve forzado a recortar sus gastos, transmitiendo así el shock externo al resto de la economía.

Conclusiones

Los países con cuantiosos recursos naturales, cuyas exportaciones se concentran en productos básicos, desafían un doble reto para que esa abundancia contribuya al desarrollo:

  • Por un lado, deben adoptar una habilidad para que los sectores primarios se articulen con otros sectores de la economía y para que se desarrollen nuevas capacidades y ventajas productivas a su alrededor.
  • Por otro, deben establecer instituciones y políticas macro para amortiguar la transmisión de la inestabilidad externa hacia las actividades económicas internas.

Es poco posible romper el nudo gordiano del subdesarrollo sin utilizar estas dos espadas de forma combinada.

Claudia Tatiana Vega Ortiz
Alumna del Máster en Comercio y Finanzas Internacionales de la Universitat de Barcelona
Postgrado en Comercio Exterior y Economía Internacional

Bibliografía

  • Gobernanza de los recursos naturales-CEPAL: https://www.cepal.org/es/infografias/governance-natural-resources-latin-america-and-caribbean
  • Comercio de Materias Primas – OCDE: http://www.oecd.org/tad/benefitlib/export-restrictions-raw-materials.htm
  • Comercio de Materias Primas – OCDE: http://www.compareyourcountry.org/trade-in-raw-materials?cr=oecd&lg=en&page=3&visited=1
  • Conferencia sobre el comercio de materias primas, París, 3 de noviembre de 2014: http://www.oecd.org/tad/events/trade-raw-materials-conference-november-2014.htm

Etiquetas: , , , ,


Decrecimiento como tendencia de cambio

Escrito por MCFI el 04 junio 2019
General / Dejar un comentario

Por influencia de la crisis petrolera, desde los años 70 se comenzó a adquirir conciencia acerca de la utilización de los recursos y la energía: desde la consideración de fuentes alternativas a las medidas de aminorar el consumo y lograr eficiencias relativas.

En la actualidad el Decrecimiento es una tendencia de pensamiento político, económico y social favorable a la disminución regular y controlada de la producción económica, con el objetivo de establecer una nueva relación de equilibrio no solo entre el ser humano y la naturaleza, sino también entre los propios seres humanos.

 

Mundo sostenible

 

El concepto de “decrecimiento” nace en Francia durante el 1970 a través de la tesis de Nicholas Georgescu-Roegen acerca de la conciencia atribuida al productivismo de la sociedad industrial, ya sea derivada de un sistema capitalista o de uno socialista. Similar a esta investigación, el decrecimiento también se cuestiona la capacidad del modelo de vida moderno para producir bienestar o confort. Existen ya en muchos países organizaciones con este objetivo: Francia, España, Italia y América Latina, incluyendo Puerto Rico.

En España le llaman Decrecimiento Feliz, pero para entender bien estos conceptos primero hay que definir qué significan los términos Crecimiento y Decrecimiento.

Por un lado el Crecimiento se podría considerar como la acumulación de la riqueza que producen los recursos del planeta y el trabajo humano. Todo esto a costa de aumentar la explotación y la pobreza de muchos y el agotamiento de los recursos finitos del planeta. La tierra es un sistema de recursos cerrado y limitado y por lo tanto el crecimiento ilimitado es una utopía en el sentido peyorativo de ilusión absurda.

Los medios de comunicación, el mercadeo, los gobiernos capitalistas y los economistas del neoliberalismo, en términos generales, hacen del crecimiento perpetuo algo imprescindible y totalmente beneficioso. Así se genera que el crecimiento en cualquier ámbito es absolutamente necesario para la “economía” sin aclarar a qué llaman “economía” exactamente. Sin embargo el crecimiento solo es indispensable para esta minoría de explotadores, usureros y especuladores; para los demás puede ser prejudicial y totalmente rechazable.

Serge Latouche, el actual ideólogo de decrecimiento más reconocido, argumenta que: “Most of us who live in the North and the West consume far too much — too much meat, too much fat, too much sugar, too much salt. We are more likely to put on too much weight than to go hungry. We live in a society that is heading for a crash. We are aware of what is happening and yet we refuse to take it fully into account.”

A pesar de haber una conciencia de ese crecimiento desmedido hay una resistencia a tomar acción en el asunto porque nuestra sociedad esta basada en un modelo y una economía cuyo objetivo es el de crecimiento por crecimiento. Esto afecta a todos los estratos de la vida, por supuesto también a las ciudades, a los espacios urbanos, a las prácticas del urbanismo y de la arquitectura. Latouche dice que aceptar estas afirmaciones implica la necesidad de un cambio radical de prioridades.

Opuesto a las posturas tradicionales, el “Decrecimiento Feliz” aboga por la redistribución de la riqueza del planeta entre todos, muy influenciado por ideas socialistas. A raíz de esto plantea reconsiderar las jornadas laborales para que se trabaje menos, se consuma menos, se deteriore menos, se contamine menos y de esta manera que la humanidad sea más “feliz”. De ahí surge la frase: “menos para vivir mejor”.

Esta ideología sugiere que debe llevarse a cabo una reconsideración mesurada, sin originar agotamiento de recursos, sin deteriorar la estructura de los ecosistemas y sin provocar cambio climático. De no tomar conciencia voluntaria acerca de la justicia social y planetaria, el agotamiento de recursos y el clima, devendría un “decrecimiento infeliz”: de no poner límites al crecimiento culminaría entonces en un inevitable y caótico decrecimiento. Puesto que en el planeta sobrarán deseos consumistas y faltarían recursos para satisfacerlos. En tal panorama, este “decrecimiento infeliz” traerá, debido a la escasez, una mayor suma de infelicidad y de degradación de calidad de vida, de conflictos bélicos, sociales, alimentarios, cataclismos climáticos. Por ejemplo en Japón sucedió recientemente una catástrofe de esa magnitud con su crisis nuclear.

Lo que se impone entonces es el decrecimiento sostenible. Tiene que ser decrecimiento porque es necesario reducir el consumo de recursos y de energía y “tiene que ser sostenible por una razón moral: el decrecimiento llegará tarde o temprano por una cuestión lógica, la única elección que podemos hacer es la forma en la que preferimos que llegue“. Tenemos dos opciones: la totalitaria, que llegaría tras un colapso y la apropiación de los pocos recursos disponibles por los más poderosos; o la democrática, que implica una reducción lenta y progresiva del consumo a través de medidas de limitación políticas y participativas.

David Harvey, análogo a las posturas del Decrecimiento, propone una alternativa a la actual geografía capitalista de desigualdad social en su libro “Espacios de esperanza”. En el texto, pone en perspectiva dos de los principales temas en el discurso social contemporáneo: la globalización y el cuerpo. Así explora el desarrollo geográfico desigual del capitalismo actual y las condiciones de producción del cuerpo proletariado. Al entender estos asuntos introduce la política y la justicia social como variables para definir una política del cuerpo que tenga un riguroso contenido de clase y no pierda el contacto con la realidad de la explotación.

En esta exploración encuentra en las posturas socialistas de Marx sustento teórico. Harvey analiza las utopías que por siglos han tratado de crear una sociedad justa para entender qué nos tienen que ofrecer aún y por qué han fallado. Nos dice: “la tarea es reunir un utopismo dialéctico espacio-temporal enraizado en nuestras posibilidades presentes y que al mismo tiempo apunte hacia diferentes trayectorias para los desarrollos geográficos desiguales”. De esta manera propone una solución utópica a estos problemas pero adecuada a la realidad contemporánea para así hacerla más posible en términos generales.

Ante las alternativas que ofrecen las anteriores perspectivas, cabe preguntarse: ¿cómo debería ser el día a día en esa ciudad del decrecimiento sostenible? ¿Cómo se logra materializar ese pensamiento del decrecimiento y de esperanza en el mundo?

Enityaset Rodríguez Santos
Alumna del Máster en Comercio y Finanzas Internacionales de la Universitat de Barcelona
Postgrado en Comercio Exterior y Economía Internacional

Bibliografía

  • http://www.dw.com/es/decrecimiento-es-hora-de-cambiar-el-mundo/a-42429765

Etiquetas: , , ,


El fútbol y sus implicaciones en la economía

Escrito por MCFI el 28 mayo 2019
General / Dejar un comentario

Dentro del desarrollo diario de la economía y el comercio mundial existe “un jugador” importante. Puede que muchos de nosotros no hayamos notado su importancia o hayamos desestimado el “performance” de este actor dentro de la economía, pero este “jugador número 11”, por llamarlo de alguna manera, tiene una mayor trascendencia de la que quizás se estima. Hablo del llamado deporte rey: “El Fútbol”.

El fútbol como negocio de entretenimiento está ubicado como la 12ª economía del mundo; solo 30 países tienen un producto interno bruto equiparable al valor generado por el fútbol. Con esta información podemos aseverar que el desenvolvimiento del fútbol como industria de entretenimiento, tanto en la microeconomía como en la macroeconomía, tiene un alto flujo de rendimientos y progresos que es interesante analizar.

 

El fútbol y la economía mundial

 

América Latina es mundialmente conocida por la cultura futbolística. En el Perú hubo una gran expectativa por la presencia del jugador Paolo Guerrero en el Campeonato Mundial de la FIFA, quien por temas legales se encontraba inhabilitado de jugar profesionalmente este deporte, lo cual lo discriminaba del Campeonato antes citado.

Ante este escenario la ciudadanía convoco a diferentes marchas pacíficas exigiendo a la FIFA que el jugador pueda estar presenten en este evento; por parte del jugador se interpuso una medida cautelar ante el Tribunal Federal Suizo que solicitaba se suspendiera la inhabilitación. Cuando este tribunal acepto la medida cautelar, empezó un fenómeno que algunos medios peruanos denominan como “Efecto Paolo Guerrero“, así citado por Leoncio Altamirano, analista de Juan Magot y Asociados Sociedad Agente de Bolsa (SAB) a la agencia Andina.

Sobre este llamado “Efecto Paolo Guerrero” es muy importante recalcar las reacciones experimentadas por la economía en general de este país, al saber que su jugador podía estar presente en dicho campeonato se ha podido constatar que la economía se vio favorecida por la producción y el comercio de merchandising relacionado a la selección peruana de fútbol y a este jugador en específico. Según el Ministerio de Economía y Finanzas del Perú para mayo de 2018 se esperaba un crecimiento del 1.6% del PIB, pero por este fenómeno por así citarlo, se experimentó un crecimiento de 1.62%.

Por otro lado, el valor de las acciones de las empresas auspiciadoras de Paolo Guerrero y la selección peruana subieron en la Bolsa de Valores de Lima (BVL) y en la Bolsa de Valores de Nueva York, ante la noticia de que el capitán del equipo jugaría el Mundial Rusia 2018, según informa el analista antes citado. Ha de recalcarse también que la Marca Perú experimentó una gran puesta en escena, ya que el país se puso en boga de los medios internacionales. Quizás la repercusión de este último ítem no pueda ser medida en forma inmediata, pero a futuro puede atraer inversiones y turismo, debido a todos estos temas mediáticos.

Por todo esto podemos observar y aseverar que el fútbol tiene una repercusión que va más allá de las canchas, de sus propios jugadores y de su propio ámbito en lo general. Se ha convertido en una gran industria del entretenimiento que mueve millones de millones de dólares cada año, que no solo puede influir en su propio medio sino también en la micro y macroeconomía de los países, así como en el turismo y las inversiones que se puedan dar. Es un interesante sector en el cual tener en cuenta como un posible motor de la economía de los países debido a todo el movimiento económico que genera.

Susan Gianina Inchicaqui Ramírez
Alumna del Máster en Comercio y Finanzas Internacionales de la Universitat de Barcelona
Postgrado en Comercio Exterior y Economía Internacional

Bibliografía

  • https://peru21.pe/deportes/paolo-guerrero-respaldo-depredador-sorprendio-presidente-fifa-409290
  • http://www.abc.com.py/edicion-impresa/suplementos/economico/futbol-importante-jugador-dentro-de-la-economia-mundial-1640662.html
  • http://rpp.pe/economia/economia/efecto-paolo-guerrero-suben-acciones-de-empresas-auspiciadoras-noticia-1126289

Etiquetas: , , ,


La desigualdad social en Brasil: ¿nunca dejará de existir?

Escrito por MCFI el 21 mayo 2019
General / Dejar un comentario

La desigualdad social en Brasil viene desde el inicio de su historia, desde los tiempos coloniales, y ese grave problema persiste a lo largo de los años. La diferencia entre la renta de ricos y pobres en Brasil es una de las más altas del mundo, sea cual sea la base de datos usada para medir.

De acuerdo con el IBGE (Índice Brasileño de Geografía y Estadística) en 2016, 13,4 millones de brasileños (o el 6,4% del total de la población) vivían en condición de extrema pobreza, o sea, con menos de US $ 1,90 por día. La investigación mostró también que los brasileños más ricos, que están en el nivel más alto de la pirámide social, tienen 14 veces más posibilidades de continuar en esa posición que las personas más pobres tienen de ascender socialmente.

 

Pobreza en Brasil

 

Este grave problema social motivó a una ONG británica (Oxfam) a divulgar un estudio sobre el tema. Uno de los análisis más impactantes del estudio muestra que una persona que recibe un salario mínimo en Brasil tendría que trabajar durante 19 años para ganar el salario de un brasileño que ocupa el nivel más alto de la pirámide social en un mes. Otro dato muestra que sólo 6 brasileños poseen la fortuna equivalente al patrimonio de los 100 millones de brasileños más pobres, o sea, la mitad de toda la población de Brasil.

Todos estos estudios y estadísticas cada vez más alarmantes son consecuencia de diversos problemas del país, entre ellos: educación de mala calidad y baja movilidad estructural. Cuando hablamos de baja movilidad estructural, se entiende que en Brasil las personas tienden a permanecer en el mismo nivel social que sus familiares, o sea, hijos de padres que pertenecen a una clase baja de la pirámide social muy probablemente permanecerán en esa posición cuando alcancen la vida adulta y así sucesivamente.

La fase más importante para definir el futuro de las personas es la que ocurre durante la infancia, cuando la influencia familiar es de extrema importancia para el futuro de esa persona. Si un niño es criado por padres que no tuvieron acceso a educación pública de calidad, ese niño muy probablemente llegará a la escuela con un lenguaje y mentalidad inferior, o sea, tendrá más dificultad de aprendizaje y muchas posibilidades de no completar sus estudios por el hecho de tener que iniciar la vida laboral aún en la infancia o en la adolescencia para ayudar en la renta familiar. Además, la posibilidad de que este niño caiga en la criminalidad, que es alta en el país, también es bastante elevada. Este hecho ocurre mucho en el nordeste de Brasil, donde la pobreza es muy elevada. Por ejemplo, en áreas rurales del estado de Alagoas casi el 40% de la población de más de 15 años es analfabeta.

Puede parecer un cliché, pero una de las soluciones para este problema es algo muy simple de entender: mejorando la calidad de la educación pública y aumentando los años de estudio y acceso a la escuela, la desigualdad tiende a disminuir.

Pero ¿por qué la educación pública, en su mayoría, sigue tan precaria? Mejorar la educación en un país, en general, es algo muy difícil de hacer y la calidad de la escuela pública en Brasil sigue siendo muy baja. Es necesario invertir en educación desde la primera infancia, desde los primeros meses, o sea, la manera más eficiente de reducir la desigualdad es dar igualdad de oportunidades a todos para que las familias pobres tengan el mismo acceso a educación, atención infantil, salud, etc.

El economista brasileño Naercio Aquino Menezes, destaca que la gran desigualdad en Brasil es consecuencia de la dificultad de alcanzar la igualdad de oportunidades. Es necesario estudiar maneras de disminuir diferencias entre varios aspectos, entre ellos la carga tributaria, por ejemplo, que recae sobre los más pobres con mucho impuesto sobre el consumo y poco impuesto sobre bienes, propiedades y renta. Por lo tanto, es posible afirmar que una reforma tributaria en Brasil tal vez sería un primer paso en busca de la igualdad social.

Sin embargo, una reforma tributaria no sería la única solución para el problema de Brasil. Según Oxfam, el país es altamente discriminatorio tanto por el color de la piel como en el género y/o opción sexual, lo que tiende a causar un aumento en la violencia y la criminalidad en el país. Además, el sistema político brasileño también es bastante precario y se caracteriza por la concentración de poder y alto índice de corrupción. Como prueba, se destaca el estudio desenvuelto por el Foro Económico Mundial, que dice que Brasil presenta una de las peores estructuras tributarias del mundo, una clase política vista como corrupta y un estado ineficiente.

Así, por cuenta de todos estos problemas, al visitar Brasil no se sorprende quien ve tantas personas en la calle pidiendo dinero, familias teniendo que dividir salarios para comprar y compartir comida y medicamentos, los muchos desempleados y los tristes relatos de violencia ocurridos en el país.

Además de todas las reformas políticas ya mencionadas, Brasil necesita urgentemente inversiones públicas y privadas que sean productivas y que generen más empleos buscando solucionar todos los problemas causados por la desigualdad social vividos por el país actualmente.

Mónica Luiza Graçano Castro
Alumna del Máster en Comercio y Finanzas Internacionales de la Universitat de Barcelona
Postgrado en Comercio Exterior y Economía Internacional

Bibliografía

  • Desigualdade Social não será revertida até 2023: https://exame.abril.com.br/brasil/desigualdade-social-nao-sera-revertida-ate-2023-diz-ipea/
  • Porque a desigualdade ainda persiste no Brasil: https://www.nexojornal.com.br/entrevista/2017/12/25/Por-que-a-desigualdade-ainda-persiste-no-Brasil-segundo-este-pesquisador
  • A desigualdade social e os desafios para o Brasil: http://www.jornaldocomercio.com/_conteudo/2018/04/opiniao/621773-a-desigualdade-social-e-os-desafios-para-o-brasil.html
  • O que faz a desigualdade ser tão persistente no Brasil: https://www.nexojornal.com.br/expresso/2017/09/25/O-que-faz-a-desigualdade-ser-t%C3%A3o-persistente-no-Brasil

Etiquetas: , ,


El sector cosmético en el mercado chino

Escrito por MCFI el 14 mayo 2019
General / Dejar un comentario

China, considerada la primera economía del mundo, con una tasa de crecimiento anual de su PIB cerca del 10% y una tasa de desempleo sobre la población activa del 4.04% (ICEX, 2018), ha demostrado que el esfuerzo de muchos años, acompañado de reformas institucionales, apertura y aplicación de estrategias de crecimiento, le ha permitido ser una de las economías más estables y prometedoras, ganando un peso importante en la actividad económica mundial.

Esta mejora en la economía se ha visto reflejada en el incremento de la clase media urbana con niveles de poder adquisitivo comparables a los europeos, con la creciente urbanización de la población (ICEX, 2018) y el nuevo modelo económico de consumo interno, lo que supone un polo de atracciones y oportunidades para las empresas extranjeras (Bain & Company, 2012).

Esto ha originado en los últimos años la presencia de marcas no locales en el país, como es el caso del sector de la cosmética, un mercado que está en constante crecimiento (Zipser et al, 2016) y donde las marcas no locales ofrecen productos de diseño y calidad superior.

 

El sector cosmético en China

 

El rápido desarrollo que ha tenido el sector de la belleza y el cuidado personal en China ha provocado que el mercado de cosmética sea el segundo mayor en Asia y el octavo mayor del mundo (Molinero, 2006). Asimismo, China es el principal destino de exportación de domésticas de Hong Kong, con más del 60% de compras en el 2013 (Arrinda, 2014). Además, la creciente popularidad de la plataforma online Tmall, de productos cosméticos no locales (Domínguez, 2017), ha demostrado que el sector tiene grandes oportunidades para las empresas. No obstante, entrar en este mercado es nada fácil. Para empezar, el comercio internacional de cosméticos en China requiere el cumplimiento de unas normas específicas de sanidad y, al mismo tiempo, se debe realizar un estudio de mercado para conocer lo que busca el consumidor y las estrategias de Marketing Mix que se implementarán.

Es importante resaltar que la principal causa de este crecimiento en el sector es el cambio de papel de las mujeres en China, donde en la actualidad están recibiendo una mejor educación y consiguiendo igualdad de oportunidades de empleo, lo que les permite generar altos ingresos. Esta igualdad de ingresos y poder social está generando que su culto a la belleza sea más intenso que nunca, ocasionando que las mujeres cada día gasten más en productos cosméticos costosos y de alta calidad, en lugar de los cosméticos tradicionales y simples (Ni, 2012).

Esta tendencia de consumir productos Premium lo reafirma la consultora McKinsey & Company. A través de una encuesta concluyó que el nuevo consumidor chino es bastante selectivo y exigente a la hora de comprar, dejando de consumir productos en masa y empezando a consumir productos Premium (Zipser et al, 2016) o de lujo, por algo es el segundo consumidor mundial de productos de alta gama, tras Japón (ICEX, 2018). Esto indica que no escatima en el momento de gastar. Por lo tanto, si es un cliente que consume productos Premium y no existen marcas locales de cosmética preferidos por el consumidor, se deduce que es un mercado con preferencias de marcas extranjeras que le brinda al cliente un cierto grado de prestigio.

Otra característica destacable sobre el estudio de la consultora McKinsey & Company es que la sociedad china suele ser colectivista, quiere decir que los hábitos de compra se ajustan a las normas y reglas del grupo al que pertenecen. Por lo tanto, las empresas de cosméticas deberían centrarse en crear o introducir productos orientados a un grupo. Sin embargo, cabe resaltar que también el actual consumidor aprecia que las marcas tengan un grado de originalidad y exclusividad.

Como se sabe, China es el país con mayor población a nivel mundial. Consecuentemente, centrarse solo en una o algunas regiones sería lo más recomendable. Según el informe de ICEX (2018) el 75% de consumo procede de las zonas urbanas y el 42% se concentra en siete regiones: Shanghái, Pekín, Zhejiang, Cantón, Tianjin y Jiangsu. Los salarios medios más altos se encuentran principalmente en Shanghái, Pekín y Tianjin con 9.995, 9.995 y 7.192 RMB/mes respectivamente, lo que muestra que serían las zonas de mayor poder adquisitivo y mayor consumo (ICEX, 2018).

Asimismo, se debe considerar que la legislación china obliga a algunos sectores establecerse mediante Joint-venture con empresas locales, como es el caso de los fabricantes de automóviles extranjeros. Sin embargo, en el caso de la cosmética existen otras formas de establecerse en el mercado, a través de una oficina de representación, WFOCE, AFICE, socio comercial o distribuidor (Gonzales & Ramos, 2017). Esto dependerá de cuales sean los objetivos de cada empresa.

Cabe resaltar que China es un país con importantes barreras de acceso al comercio en muchos sectores, como es el caso de los certificados de sanidad, lo que supone uno de los mayores problemas en la relación económica bilateral con España, y lo que indica que es un déficit crónico (ICEX, 2018). No obstante, es necesario destacar que China ha realizado un importante esfuerzo para conseguir una mayor transparencia y facilitar los trámites burocráticos en el ámbito empresarial y que estas dificultades han ido disminuyendo progresivamente durante las últimas décadas (Gonzales & Ramos, 2017).

Actualmente China es un mercado económico muy atractivo y estable, con un constante crecimiento en el sector de productos de belleza y salud y pocas son las marcas locales de cosmética que han logrado tener éxito en cuanto a la tracción de productos Premium, dejando un vacío para que las marcas extranjeras puedan cubrir la exigencia del nuevo consumidor (Zipser et al, 2016). Al mismo tiempo se encuentran frente a un mercado bastante exigente, modernizado, sofisticado, desafiante y diversificado, lo que hará que sea un gran reto. Aquellas empresas que lo logren tendrán grandes recompensas económicas en un futuro.

Milagros Galvez Adame
Alumna del Máster en Comercio y Finanzas Internacionales de la Universitat de Barcelona
Postgrado en Comercio Exterior y Economía Internacional

Bibliografía

  • Arrinda, R., (2014), El mercado de la cosmética en Hong Kong, España, ICEX, Disponible en este enlace
  • Bain & Company, (2012), What Chinese shoppers really do but will never tell you, Iberchina, China Shopper Report 2012, Disponible en: http://www.iberchina.org/frame.htm?http://www.iberglobal.com/Archivos/China_Shopper_Report.pdf
  • Domínguez, A., 2017, China será el principal mercado de cosmética en 2020, España, Modaes, Disponible en: https://www.modaes.es/cosmetica/china-sera-el-principal-mercado-de-la-cosmetica-en-2020.html
  • ICEX, (2018), Informe económico y comercial – China 2018, España, Oficina económica y Comercial de España en Pekín, Disponible en https://www.icex.es/icex/es/navegacion-principal/todos-nuestros-servicios/informacion-de-mercados/estudios-de-mercados-y-otros-documentos-de-comercio-exterior/DOC2018780958.html
  • Gonzales, D. & Ramos, S., (2017), 50 preguntas para entender el mercado chino, España, ICEX, Disponible en este enlace
  • Molinero, R, (2006), El mercado de la cosmética en China, España, ICEX, Disponible en http://www.exportapymes.com/documentos/productos/Ie2144_china_cosmetica.pdf
  • Ni, V., (2012). Tendencias de consumo en China y el enfoque en las mujeres consumidoras. China Brieging. Disponible en: http://www.china-briefing.com/news/2012/03/08/tendencias-de-consumo-en-china-y-el-enfoque-en-las-mujeres-consumidoras.html

  • Zipser D., Chen Y. & Gong F., (2016), Here comes the modern Chinese consumer, McKinsey 2016 China consumer report, Disponible en: https://www.mckinsey.com/industries/retail/our-insights/here-comes-the-modern-chinese-consumer

Etiquetas: , ,


La aplicación de reglas de la OMC ante los abusos comerciales

Escrito por MCFI el 07 mayo 2019
General / Dejar un comentario

“Si los miembros no respetan las reglas, el sistema puede colapsar”, afirmaba la Comisionada Europea de Comercio, Cecilia Malmströn, al anunciar la denuncia de la Unión Europea (UE) contra los Estados Unidos y China ante la Organización Mundial de Comercio (OMC).

En el caso de Estados Unidos, la causa es el aumento de los aranceles sobre el acero y el aluminio de la Unión Europea desde el 1 de junio y con respecto a China, contra la transferencia injusta de tecnología de las empresas europeas activas en China.

La UE defiende el sistema multilateral del comercio internacional basado en reglas y demuestra la importancia de abordar las causas desde la raíz de las tensiones que afectan actualmente al sistema comercial, pero siempre bajo el respeto al sistema basado en reglas y soluciones de la OMC.

 

Puerto comercial

 

Se han unido a esta denuncia Canadá y México, quienes solicitan celebrar consultas contra los Estados Unidos bajo el sistema de solución de diferencias de la OMC por los aranceles adicionales ordenados por la administración de Donald Trump al acero y al aluminio. Consideran que son discriminatorios y que no se aplican de manera uniforme a todos los países, constituyendo medidas que violan los Acuerdos de Salvaguarda de la OMC y que otorgan un trato desfavorable, afectando el bienestar económico de varios países.

Ante esta situación, ¿cuál será el rol de la OMC y en qué consiste el sistema de solución de diferencias? El sistema de solución de diferencias de la OMC fue uno de los principales resultados de la Ronda de Uruguay. Tras la entrada en vigor del Acuerdo de la OMC en 1995, este sistema ha ido cobrando importancia a medida que los miembros van recurriendo a él con mayor frecuencia.

El actual sistema es dirigido por el Órgano de solución de diferencias (OSD) que se ocupa de la aplicación del Entendimiento relativo a las normas y procedimientos por los que se rige la solución de diferencias (ESD). Supervisa el procedimiento de solución de diferencias, siendo facultado para vigilar la aplicación de las resoluciones, autorizar las suspensiones y las medidas a aplicar cuando un miembro no cumple las resoluciones.

El OSD se preocupa por aportar seguridad y previsibilidad en las normas que regulan la actividad comercial, especialmente cuando se trata de transacciones comerciales a largo plazo, por lo que proporciona un sistema normativo rápido y eficiente para resolver las diferencias relativas a la aplicación de las disposiciones de la OMC.

En el proceso de solución de diferencias participan las partes y los terceros (países miembros que se adhieren a la denuncia), el OSD, el órgano de apelación, los grupos especiales formados por el OSD, la Secretaría de la OMC, los árbitros, expertos independientes y diversas instituciones especializadas.

Son muchos los casos en los que países menos desarrollados han recurrido ante el OSD para denunciar abusos comerciales de parte de otro país miembro, países menos desarrollados enfrentando a países desarrollados e incluso regiones, como lo ocurrido con el conocido caso del banano que enfrentó a países de América Latina contra la UE, por las restricciones aplicadas al banano latinoamericano por parte de varios países de la Unión Europea y el trato preferencial al banano de los países de África, Pacifico y el Caribe. El OSD acordó que se estaban violando las reglas de la OMC y estableció sanciones a la UE obligando a acordar un ajuste arancelario sobre este producto.

A pesar de los buenos resultados, este sistema es muy criticado por los países miembros, especialmente por Estados Unidos, quien ha sido acusado muchas veces de no respetar las reglas de la OMC y sancionado por sus abusos comerciales.

Por otra parte, muchos economistas opinan que el sistema de solución de diferencias de la OMC es efectivo y que debería aplicar sanciones más rigurosas para evitar que se dicten medidas en contra de los principios de la OMC, como es el caso del proteccionismo de la administración de Trump que atenta gravemente contra el comercio internacional.

Yanira Raquel Figueroa Pleitez
Alumna del Máster en Comercio y Finanzas Internacionales de la Universitat de Barcelona
Postgrado en Comercio Exterior y Economía Internacional

Bibliografía

  • Denuncia Unión Europea: https://bfmbusiness.bfmtv.com/monde/l-union-europeenne-porte-plainte-contre-les-usa-et-la-chine-a-l-omc-1461208.html
  • Denuncia Canadá: https://www.cbsnews.com/news/canada-eu-steel-aluminum-tariffs-retaliate/
  • Denuncia de México: http://www.eleconomista.es/economia/noticias/9192815/06/18/Mexico-presenta-en-la-OMC-su-denuncia-contra-EEUU-por-los-aranceles.html
  • ESD: https://www.wto.org/spanish/tratop_s/dispu_s/disp_settlement_cbt_s/c4s1p1_s.htm
  • Sistema de Solución de Diferencias de la OMC: https://www.wto.org/spanish/tratop_s/dispu_s/disp_settlement_cbt_s/c6s1p1_s.htm
  • El Órgano de Solución de Diferencias: https://www.wto.org/spanish/tratop_s/dispu_s/disp_settlement_cbt_s/c3s1p1_s.htm
  • Países latinoamericanos contra UE: https://www.eluniverso.com/2012/11/08/1/1356/cronologia-guerra-banano-ue-america-latina.html

Etiquetas: , , , , , ,